Al menos un muerto y decenas de heridos graves tras la erupción de un volcán en Japón

  • Al menos 41 personas permanecen atrapadas en la cima por la erupción del Monte Ontake.
  • La Agencia Meteorológica nipona prevé que se produzcan más erupciones.

La erupción del Monte Ontake, el segundo volcán más alto de Japón, ubicado a unos 100 kilómetros de Nagoya (centro), dejó el sábado al menos una persona fallecida y más de 30 han resultado heridas de gravedad, según informaron las autoridades niponas.

Al menos 41 personas permanecen todavía atrapadas en la cima.

El dueño de un refugio ubicado en la montaña describió la erupción como "un ruido como el de un trueno"El Monte Ontake, de 3.067 metros altura, comenzó a expulsar humo y cenizas a las 11.53 horas locales (las 4.53 hora peninsular española), señaló la Agencia Meteorológica nipona (JMA) en su web, donde también aconseja no acercarse al volcán.

El departamento de bomberos de Kiso, en la provincia de Nagoya, confirmó la muerte de una mujer que fue encontrada por los servicios médicos en la cima, mientras que unas 30 personas resultaron heridas de gravedad después de haber quedado enterradas bajo las cenizas.

El departamento de bomberos de Nagoya ha recibido los avisos de los senderistas que resultaron heridos a causa de la erupción mientras paseaban cerca de la montaña, según la agencia Kyodo.

La Agencia Meteorológica nipona prevé que se produzcan más erupciones que podrían afectar a los residentes más próximos y, en particular, alertó sobre la caída de cenizas volcánicas en un radio de 4 kilómetros en torno al volcán, aunque por el momento no considera necesaria la evacuación de las localidades cercanas.

Tráfico aéreo afectado

No obstante, las autoridades locales han cerrado el acceso a las rutas por la montaña y evacuado los senderistas que las recorrían. La erupción ha afectado al tráfico aéreo en el aeropuerto tokiota de Haneda, donde los vuelos acumulaban retrasos de entre 30 y 60 minutos, mientras que la compañía Jetstar canceló cuatro trayectos.

El dueño de un refugio ubicado en la montaña describió la erupción como "un ruido como el de un trueno", y relató que a continuación "el cielo se oscureció y cayeron unos 15 centímetros de cenizas sobre el suelo", en declaraciones recogidas por Kyodo.

El Monte Ontake es el segundo mayor volcán de Japón, detrás del Monte Fuji (3.776 metros), y se encuentra entre las prefecturas de Gifu y Nagano.

Su última gran erupción se produjo en 1979, cuando expulsó unas 200.000 toneladas de cenizas, mientras que en 1991 registró otra erupción menor y en 2007 provocó una serie de terremotos volcánicos. Japón está situado en el anillo de fuego del Pacífico y cuenta en su territorio con más de un centenar de volcanes activos e inactivos.