Las autoridades de Ferguson buscan a los sospechosos de disparar a un policía

  • El agente sufrió un disparo en el brazo en la madrugada del domingo y se espera que sobreviva.
  • Dos sospechosos le dispararon durante una persecución a pie.
  • El agente herido devolvió los disparos; no hay indicios de que alguno de los sospechosos resultara herido.
  • Un centenar de manifestantes se plantaron afuera del departamento de policía de la localidad.

La policía de Ferguson lanzó el domingo una cacería humana de un afroamericano sospechoso de herir de bala a un oficial en un incidente más en la convulsionada ciudad de Misouri, foco de protestas por la muerte del joven negro Michael Brown. El tiroteo se produjo la noche del sábado mientras el oficial estaba realizando una revisión de rutina en el Centro Comunitario Ferguson, dijo la policía.

Tim Zoll, vocero de la policía de Ferguson, indicó que el oficial fue herido en un brazo y transportado al hospital Judio Barnes y que la lesión no pone en peligro su vida.

Al referirse al tema de Ferguson, el presidente estadunidense Barack Obama dijo que los disparos a Brown expusieron el "abismo de desconfianza" que existe entre la policía y los residentes locales en muchas comunidades del país.

Al hablar en Washington en la cena anual de premios de la Fundación del Caucus Negro del Congreso, Obama manifestó que esas sospechas lo único que hacen es dañar a las comunidades que más necesitan la aplicación de la ley.

Ferguson, foco de protestas

El jefe de la Policía del condado de San Luis Jon Belmar dijo en una rueda de prensa la madrugada del domingo que el agente se acercó a los hombres alrededor de las 9:10 de la noche porque el centro comunitario estaba cerrado. Cuando el policía se acercó, los hombres echaron a correr. Cuando empezó a perseguirles, "uno de los hombres se volvió y disparó", dijo Belmar.

La ciudad ha registrado disturbios y protestas desde la muerte de Michael Brown el 9 de agosto El policía resultó herido en el brazo y se espera que sobreviva, dijo el jefe de policía del condado, Jon Belmar, que no identificó al agente ni dio más información sobre su estado. El agente herido devolvió los disparos, pero la policía no tiene indicios de que ninguno de los sospechosos resultara herido.

Las autoridades buscaban a los sospechosos el domingo por la mañana en Ferguson, el suburbio de San Luis que ha estado en el centro de las protestas raciales tras la muerte en agosto de un joven negro de 18 años, que iba desarmado, por disparos de un policía blanco.

Belmar dijo no creer que el incidente estuviera relacionado con las dos manifestaciones que se registraron al mismo tiempo el sábado por la noche por la muerte de Brown. La ciudad ha registrado disturbios y protestas desde la muerte de Michael Brown el 9 de agosto.

A medianoche, unas dos decenas de policías se plantaron frente al departamento de policía, ante los cerca de 100 manifestantes reunidos en una esquina de la calle frente a la comisaría y que en ocasiones coreaban "Sin justicia no habrá paz".

Cerca, parte de una carretera de la ciudad permanecía cerrada mientras la policía buscaba a los sospechosos del tiroteo. Al menos una decena de agentes trabajaba en la operación, con helicópteros sobrevolando la zona.

Un jurado de investigaciones del condado está sopesando si presentará cargos contra el agente de Ferguson El tiroteo del sábado se produce después de que el jefe de policía de Ferguson, Tom Jackson, difundiera esta semana un video de disculpa e intentase marchar con manifestantes, provocando un enfrentamiento con activistas y varias detenciones el jueves.

Los padres de Brown dijeron el sábado a The Associated Press no sentirse conmovidos por la disculpa.

La madre del fallecido, Lesley McSpadden, respondió con un "sí" cuando se le preguntó si creía que Jackson debía ser despedido, mientras que el padre, Michael Brown Sr., dijo que en lugar de una disculpa, le gustaría ver arrestado al agente que le disparó a su hijo.

Un jurado de investigaciones del condado está sopesando si presentará cargos contra el agente de Ferguson Darren Wilson por la muerte de Brown.

El Departamento de Justicia, que investiga si se violaron los derechos civiles de Brown, también realiza una pesquisa más amplia sobre la policía de Ferguson. El viernes, el departamento instó a Jackson a prohibir que sus agentes llevaran brazaletes en apoyo de Wilson cuando están de servicio, así como que oculten sus nombres del uniforme con cinta negra.

Vecinos de Ferguson se quejaron por los brazaletes —negros con "Yo soy Darren Wilson" escrito en letras blancas— en una reunión con agentes federales esta semana.