Aplazan un programa policial en escuelas de Tucson para proteger el estatus migratorio de los niños

  • Esta ciudad de Arizona recibió un fondo para tener a diez oficiales dentro de las escuelas del distrito.
  • Pero si los oficiales son testigos de algún tipo de delito tendrían la autoridad para preguntarles sobre su estatus migratorio.
  • La concejal investiga si se puede hacer algo, ya que considera que ningún estudiante tiene que acudir a la escuela con miedo.
<p>Una maestra en el aula con niños de educación infantil.</p>
Una maestra en el aula con niños de educación infantil.
woodleywonderworks / WIKIPEDIA

Un programa que busca proteger a los estudiantes en las escuelas en el sur de Arizona, en Tucson, ha sido aplazado por temor a que los agentes pregunten a los alumnos acerca de su estatus inmigratorio dentro de los planteles escolares, bajo la ley estatal SB1070, que obliga a la policía a preguntar cobre el estatus inmigratorio a personas sospechosas de encontrarse en situación irregular en el país mientras aplica otras leyes.

El jefe de policía Roberto Villaseñor dijo que si los agentes no lo hicieran, eso constituiría una violación de la ley.

El nuevo contrato dirá que la policía solo puede preguntarle a un alumno sobre su estatus inmigratorio si está relacionado directamente con una investigación  La ciudad de Tucson recibió un fondo de 850,000 dólares para poder tener a diez oficiales dentro de las escuelas del Distrito Escolar Unificado de Tucson (TUSD), el más grande en el sur de Arizona, y el Distrito Escolar Amphitheater.

"El problema que existe es que el contrato con los distritos escolares no cuenta con ninguna provisión que evite que los policías cuestionen el estatus migratorio de los estudiantes en caso de que se presente algún tipo de problema como cuando un joven se pelee con otro", dijo el jueves a Efe Regina Romero, concejal de la ciudad de Tucson.

Si los oficiales son testigos de algún tipo de delito o crimen dentro de las escuelas tendrían la autoridad para poder preguntarles sobre su estatus migratorio, derecho que les otorga la ley estatal SB1070.

El concilio de la ciudad de Tucson aprobó el pasado martes reformar el contrato para incluir que los estudiantes podrán ser cuestionados sobre su estatus migratorio sólo en presencia sus padres o tutor legal.

Evitar el miedo de padres y alumnos en escuelas

Romero estima que esto no es suficiente ya que en su opinión esto también podría ser una preocupación para los padres de familia que tampoco cuentan con "papeles".

De su parte, el jefe de Policía de la ciudad de Tucson, Roberto Villaseñor, dijo al concilio de la ciudad en su última reunión que de ninguna forma él puede evitar que los policías cumplan con este requisito ya que de otra forma estaría violando la ley estatal.

La concejal dijo que actualmente se encuentra investigando si se puede hacer algo al respecto ya que considera que ningún estudiante o padre de familia tienen que acudir a la escuela de su comunidad con el miedo de que su estatus migratorio podría ser cuestionado.

El principal objetivo del programa, conocido por sus siglas en ingles como SRO, es que los policías sirvan de apoyo a las escuelas, dando charlas sobre los peligros de involucrase con pandillas, consumir drogas y otros temas.

El nuevo contrato dirá que la policía solo puede preguntarle a un alumno sobre su estatus inmigratorio si está relacionado directamente con una investigación y solo en presencia de un padre, guardián o abogado.

Romero indicó que el programa podría comenzar muy pronto en el próximo mes de octubre.