Denuncian "redadas silenciosas" contra inmigrantes indocumentados en Los Ángeles

  • La Coalición por los Derechos Humanos de Inmigrantes de la ciudad acusa a las autoridades migratorias.
  • Se trata de "redadas silenciosas" para causar el despido de trabajadores indocumentados.
  • La empresa Vinyl Technology, una compañía de Monrovia, despidió a 240 de sus 312 empleados, que temen la deportación.

La Coalición por los Derechos Humanos de Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, siglas en inglés) denunció el viernes que autoridades migratorias realizan "redadas silenciosas" para causar el despido de trabajadores indocumentados.

Dichas acciones se llevan a cabo luego que el presidente Barack Obama había anunciado que emitiría acciones inmediatas para reparar el fallido sistema migratorio, pero después señaló que esperaría hasta después de las elecciones de noviembre próximo.

Este jueves CHIRLA dio a conocer que la empresa Vinyl Technology, una compañía de Monrovia, suburbio de Los Ángeles, despidió a 240 de sus 312 empleados, quienes temen ser deportados.

Al despedirlos los obligó a firmar su renuncia para evitar darles el correspondiente finiquito La redada se efectuó luego de una auditoría en que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) descubrió que estos empleados no estaban autorizados para trabajar en el país, denunció la organización pro migrantes.

Xiomara Corpeño, directora de educación y alcance comunitario de CHIRLA, comentó que en julio pasado la compañía fue objeto de una auditoria para revisar la documentación válida para trabajar de sus empleados.

Al no tener en regla la documentación de los trabajadores y para evitar multas, explicaron activistas y extrabajadores, la compañía decidió despedir a dos terceras partes de su personal.

Al despedirlos los obligó a firmar su renuncia para evitar darles el correspondiente finiquito, sin derecho a pagarles vacaciones ni liquidación.

Vinyl Technology es una subcontratista del gobierno federal a través de la NASA, el Departamento de Defensa, Navy, Army y Air Force, para quienes fabrica equipo y trajes especiales.

"No hay misericordia, ni justicia, ni humanidad en la aplicación de nuestras leyes de inmigración", lamentó Corpeño, quien describió las investigaciones federales de empresas como "redadas silenciosas".

Los trabajadores despedidos exigieron a la compañía que les cumpla con el adeudo de sus sueldos y prestaciones y exigieron el fin a las llamadas redadas silenciosas.