Israel derriba un avión de combate sirio por primera vez desde el inicio de la guerra

  • Los Altos del Golán han sido escenario en los últimos meses de los efectos de los combates entre grupos yihadistas y el Ejército sirio.
  • "Las fuerzas de la ocupación atacaron un avión de guerra sirio y lo derribaron", explicaron.

Baterías antimisiles israelíes tipo "Patriot" derribaron este martes un avión de combate sirio que sobrevolaba los Altos del Golán, ocupados por Israel desde 1967, informó el Ejército de Israel en un comunicado.

El derribo ocurrió a primera hora de este martes y, según las Fuerzas Armadas israelíes, está todavía sujeto a investigación castrense.

Los Altos del Golán han sido escenario en los últimos meses de los efectos de los combates  "Hace unos momentos, un aparato sirio penetró en el espacio aéreo israelí.

El Ejército israelí lo interceptó en vuelo, usando e sistema de defensa aérea Patriot. Las circunstancias del incidente están siendo investigadas", explica la breve nota.

Según el diario israelí Haaretz se trataría de un cazabombardero MiG-21 de la aviación siria que sobrevolaba la zona de Quneitra, en los Altos del Golán.

El rotativo ha asegurado que se trata de la primera ocasión desde 1989 en que la Fuerza Aérea israelí intercepta una aeronave del régimen sirio.

Confirmado por Siria

El régimen de Damasco confirmó el derribo de un avión sirio por parte del Ejército israelí, según la televisión oficial. En una breve nota, la emisora siria, que citó una fuente militar, indicó que "las fuerzas de la ocupación atacaron un avión de guerra sirio y lo derribaron".

Según fuentes del Observatorio Sirio de Derechos Humanos el piloto saltó del aparato y descendió en paracaídas.

Los Altos del Golán han sido escenario en los últimos meses de los efectos de los combates entre grupos yihadistas y el Ejército sirio.

Además, algunos de los proyectiles han cruzado la frontera con Israel, uno de los cuales mató a una persona el pasado verano cerca de la verja que separa ambos países.

El derribo coincide con el inicio de los bombardeos de Estados Unidos y otros países de la colación contra posiciones yihadistas, en especial del Estado Islámico (EI), en el este de Siria.