Legisladores exhortan en la Corte por protección a los derechos de las mujeres embarazadas

  • Muchos de los legisladores impulsan una ley para hacer explicitas las protecciones del embarazo en la ley federal.
  • Expusieron el caso de una trabajadora de UPS a la que le pidieron tomar un permiso de maternidad sin paga en lugar de asignarle labores sencillas.
  • Las mujeres representan casi la mitad de la fuerza laboral del país.
Una mujer embarazada.
Una mujer embarazada.
ARCHIVO

Más de 120 legisladores federales exhortaron el jueves a la Corte Suprema a reconocer que las trabajadoras embarazadas tienen derecho a ajustes razonables, como labores ligeras, al decir que son necesarios para garantizar que las mujeres embarazadas no sean presionadas para abandonar sus empleos.

La ley exige que se trate a las trabajadoras embarazadas al menos tan bien como a otros empleados similares En un documento presentado al tribunal, los legisladores demócratas —99 representantes y 24 senadores— dijeron que Peggy Young, una chofer del servicio de entregas UPS, fue tratada injustamente por su empleador cuando le pidieron tomar un permiso de maternidad sin paga en lugar de asignarla labores menos fuertes, como aconsejaron sus médicos.

Muchos de los legisladores impulsan una ley para hacer explicitas las protecciones del embarazo en la ley federal y argumentan que el tribunal de apelación en Richmond, Virginia, falló indebidamente a favor de UPS.

Young, de 42 años, debería haber sido asignada a una labor ligera, dado que las disposiciones de la ley federal tienen por fin "asegurar que las mujeres embarazadas no sean tratadas como ciudadanos de segunda clase en el trabajo", escribieron.

En el centro de la cuestión está la Ley de Discriminación por Embarazo de 1978, que prohíbe a los empleadores discriminar por motivo de embarazo, parto o problemas relacionadas. La ley exige que se trate a las trabajadoras embarazadas al menos tan bien como a otros empleados similares en su capacidad o incapacidad para trabajar, pero no dice nada sobre exigir específicamente ajustes razonables por el embarazo.

UPS sostiene que sus políticas son "neutrales con el embarazo" y permiten asignaciones de trabajo ligero sólo en los casos en que los empleados se lesionan en el trabajo, tienen una discapacidad según la definición de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades o lesiones que les impiden tener la licencia de conducción comercial.

El caso se presenta en un momento en que las mujeres representan casi la mitad de la fuerza laboral estadounidense.