La foto del niño aburrido jugando solo en la Casa Blanca conquista las redes y se vuelve viral

  • El pequeño en cuestión es hijo de una gente secreto que estaba de visita en el despacho de Obama.
  • Fue uno de los fotógrafos del presidente quien captó el momento.
  • Luego publicó la imagen en su cuenta personal de flickr y la foto se hizo viral.
<p>La imagen de este pequeño, aburrido mientras sus padres conversan con Obama en el despacho oval de la Casa Blanca, ha dado la vuelta al mundo gracias a las redes sociales, que la han convertido en un <em>hit</em>. La fotografía fue tomada en junio por el fotógrafo de la Casa Blanca Lawrence Jackson, y ahora se ha conocido que el niño es hijo de un agente secreto, cuya identidad no se ha revelado.</p>
La imagen de este pequeño, aburrido mientras sus padres conversan con Obama en el despacho oval de la Casa Blanca, ha dado la vuelta al mundo gracias a las redes sociales, que la han convertido en un hit. La fotografía fue tomada en junio por el fotógrafo de la Casa Blanca Lawrence Jackson, y ahora se ha conocido que el niño es hijo de un agente secreto, cuya identidad no se ha revelado.
Lawrence Jackson / White House

Ha dado la vuelta al mundo gracias a la redes sociales y se ha convertido en un fenómeno viral. Es la ya famosa fotografía de un pequeño aburrido que prefiere jugar a tirarse de cabeza en el sofá del despacho oval de la Casa Blanca antes que escuchar a Obama.

Fue el ojo de Lawrence Jackson, uno de los fotógrafos de la Casa Blanca, quien captó este simpático momento, donde el niño prefirió entretenerse de otra manera en el despacho antes que escuchar la conversación que sus sonrientes padres mantenían con el presidente de los Estados Unidos.

Tal y como indica el propio fotógrafo, a la reunión con Obama acudió un agente secreto acompañado de su mujer y su hijo.

La imagen fue tomada el 23 de junio y, en un incio, no fue publicada en un ningún medio de comunicación. De hecho, fue el propio Jackson quien dio a conocer la foto en su cuenta personal de flickr. Casi tres meses más tarde la imagen ha dado ya la vuelta al mundo en Internet.