La ONU exige a Estados Unidos que dé un trato digno a los niños migrantes que llegan al país

  • "Estoy preocupado por la detención de unos 50 mil niños migrantes que viajan sin acompañantes en los Estados Unidos", dijo un alto comisionado.
  • "Los derechos humanos no están reservados para los ciudadanos solamente", explicó.
  • En realidad "lo que provoca su partida es el miedo a la violencia de pandillas" en El Salvador, Guatemala y Honduras.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH), Zeid Ra’ad Al-Hussein, urgió a Estados Unidos a tratar a más de 50 mil niños migrantes de acuerdo a los estándares del derecho internacional.

Los derechos humanos no están reservados para los ciudadanos solamente "Estoy preocupado por la detención de unos 50 mil niños migrantes que viajan sin acompañantes en los Estados Unidos, que han llegado allí desde octubre de 2013", dijo Zeid.

"El trato hacia los inmigrantes debe ser bajo el marco de las normas establecidas por el derecho internacional", sostuvo Zeid, quien asumió su cargo a principios de septiembre.

"Los derechos humanos no están reservados para los ciudadanos solamente", o para las personas con visas, consideró el sucesor de Navi Pillay.

"Ellos son los derechos inalienables de cada individuo, independientemente de su situación migratoria", afirmó.

"Los abusos deben resolverse"

Para Zeid este trato "provoca una tendencia a promover la aplicación de la ley y los paradigmas de seguridad a expensas de los marcos de derechos humanos, lo que permite un clima de violencia contra ellos y además les priva de la plena protección de la ley".

Zeid reconoció que si bien las causas subyacentes de la huída de los niños implican la pobreza y la desigualdad, en realidad "lo que provoca su partida es el miedo a la violencia de pandillas" en El Salvador, Guatemala y Honduras.

Los países de origen y de destino deben abordar estas causas profundas en los países de manera concertada, a nivel regional, llamó el Alto Comisionado.

Por otra parte, Zeid observó que los abusos sufridos por estos niños en tránsito -como homicidios, secuestros, desapariciones, extorsiones, violencia sexual y detención– son impactantes y deben resolverse.