El gobierno aprueba un novedoso fármaco contra el melanoma que está basado en anticuerpos

  • El medicamento tiene enormes ventajas sobre la quimioterapia y otros tratamientos más antiguos para esa enfermedad.
  • Funciona reforzando al sistema inmunológico para que este pueda reconocer mejor y atacar las células cancerosas.
  • El cáncer de la piel mata a casi 10.000 estadounidenses al año.

Merck & Co. obtuvo el jueves la primera aprobación de Estados Unidos a un nuevo tipo de fármaco contra el cáncer con enormes ventajas sobre la quimioterapia y otros tratamientos más antiguos para esa enfermedad.

Funciona reforzando el sistema inmunológico La Administración de Alimentos y Medicinas informó que concedió la aprobación acelerada al medicamento Keytruda de Merck, para el tratamiento de melanoma que se ha extendido o no puede ser removido quirúrgicamente, en pacientes tratados previamente con el fármaco Yervoy, también contra el melanoma.

Los expertos dijeron que la noticia cambia el panorama para los pacientes que padecen el mortífero cáncer de la piel, el cual se está volviendo más común y mata a casi 10.000 estadounidenses al año.

Keytruda, un fármaco modificado genéticamente conocido químicamente como pembrolizumab, forma parte de una nueva clase de prometedores medicinas basadas en anticuerpos.

Funcionan reforzando al sistema inmunológico para que pueda reconocer mejor y atacar las células cancerosas. "Básicamente el noventa por ciento de los pacientes no tienen efectos secundarios", dijo en entrevista con The Associated Press el doctor Antoni Ribas, investigador y profesor del Centro Oncológico Integral Jonsson de la Universidad de California en Los Ángeles, quien fue el investigador líder de un estudio crucial sobre el Keytruda.

En comparación, la mayoría de los pacientes que reciben quimioterapia sufren náuseas, vómito y pérdida de cabello.

"Un importante paso hacia delante"

Además, señalo Ribas, al parecer el Keytruda y otros fármacos de "inmunoterapia" funcionan contra muchos tipos más de cáncer que otros fármacos, y en un porcentaje mucho más alto de pacientes.

En un estudio financiado por Merck, con sede en Whitehouse Station, Nueva Jersey, una tercera parte de los 600 pacientes participantes se beneficiaron del fármaco, y 62% de ellos seguían vivos después de 18 meses.

Las medicinas utilizadas en quimioterapia permiten un promedio de supervivencia del paciente de aproximadamente nueve meses, mientras que algunos fármacos más nuevos contra el cáncer en promedio mantienen vivos a los pacientes de 11 a 15 meses, señaló Ribas, quien funge como asesor de Merck pero dijo que dona todos los pagos a la UCLA.

"Éste es apenas el principio", afirmó el médico, e indicó que intentos previos de inmunoterapia para cáncer sólo solían servir para entre 5 y 10% de los pacientes. No se ha determinado aún la tasa de supervivencia con el uso del Keytruda, ya que aún se está realizando un seguimiento a la mayoría de los pacientes.

La medicina de Merck es la primera en su clase entre los llamados fármacos anti PD-1 que es aprobado en Estados Unidos. "Este fármaco representa un importante paso adelante", dijo en un comunicado el doctor Louis M. Weiner, un vocero de la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer. "Es una inmunoterapia efectiva (pero) no un estimulante inmunológico general.

Ataca un mecanismo específico empleado por algunos tipos de cáncer para evadir activamente ser destruidos por el sistema inmunológico".

Bristol-Myers Squibb Co. y un asociado tienen un fármaco similar al Keytruda, llamado Opdivo, el cual fue aprobado en Japón en julio. Están buscando su aprobación en Estados Unidos