El gobierno dice que los videos de las decapitaciones de Foley y Sotloff no se grabaron a la vez

  • Los servicios de inteligencia hna concluido que las imágenes no fueron tomadas al mismo tiempo, como se había especulado.
  • La similitud entre ambas decapitaciones y el hecho de que el verdugo parece tener el mismo acento británico levantó sospechas.
  • Están analizando el vídeo para "saber lo máximo posible".
<p>Imágenes de los vídeos de las decapitaciones de Foley y Sotloff a manos de yihadistas.</p>
Imágenes de los vídeos de las decapitaciones de Foley y Sotloff a manos de yihadistas.
ARCHIVO

Los primeros análisis han concluido que el vídeo difundido por el Estado Islámico (EI) con la decapitación del periodista James Foley no fue grabado a la vez que el que muestra la de Steven Sotloff, indicó el Departamento de Estado.

"Hemos determinado que los vídeos no fueron tomados al mismo tiempo", indicó la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, que señaló que según la información de los servicios de inteligencia el vídeo de Sotloff fue tomado después del de Foley.

Se había especulado sobre si las ejecuciones se habían producido una detrás de la otra, por la similitud entre ambas y porque la persona que aparece con las víctimas parece tener el mismo acento británico, y con la posibilidad de que el grupo yihadista había guardado el vídeo de Sotloff con motivos propagandísticos.

Hemos determinado que los vídeos no fueron tomados al mismo tiempoPsaki, que rehusó entrar en detalles, afirmó que los servicios de inteligencia están analizando el vídeo para "saber lo máximo posible sobre qué pasó, dónde pasó, cuando pasó y quién está implicado".

La portavoz confirmó además las informaciones que habían adelantando algunos medios israelíes de que Sotloff contaba también con la ciudadanía de ese país.

Medios locales informaron de que el periodista, oriundo de Miami, era judío y se desplazó a Israel en 2008, donde se radicó y estudió un postgrado en el Centro Interdisciplinario de Herzliya.

Sobre su presencia en Israel poco se conoce puesto que después de ser supuestamente capturado en agosto de 2013 toda vinculación con este país fue borrada de la red a fin de impedir que la información llegara a sus captores.

Sotloff, de 31 años y que supuestamente fue capturado en agosto de 2013 cerca de la frontera entre Siria y Turquía, aparece en el vídeo vestido con un buzo naranja y arrodillado junto a su verdugo, en un escenario desértico muy similar al que aparecía en las imágenes de la decapitación de Foley.

El Estado Islámico ha reclamado la responsabilidad de ambas decapitaciones y ahora ha amenazado con ejecutar a un ciudadano británico.

La familia de Sotloff desafía al líder yihadista: "¿Dónde está tu misericordia?"

La familia de Steven Sotloff, el segundo periodista estadounidense decapitado por militantes del Estado Islámico, han dicho que era un "alma gentil" y han retado al líder del grupo yihadista a un debate sobre las enseñanzas pacíficas del libro sagrado musulmán, el Corán.

Usted dijo que el mes de Ramadán es el mes de la misericordia. ¿Dónde está tu misericordia?. Estoy dispuesto a debatir (...) sin una espada en mi manoBarak Barfi, un amigo de Sotloff que está ejerciendo como portavoz de la familia, leyó una declaración preparada por la familia, en la que recuerda las aficiones de Sotloff y su división "entre dos mundos", en referencia a su pasión por el mundo árabe. "No era un adicto a la guerra. Él simplemente quería dar voz a los que no la tienen", ha señalado.

Tras estas palabras, el portavoz de la familia ha lanzado un mensaje de desafío al líder del Estado Islámico: "Usted dijo que el mes de Ramadán es el mes de la misericordia. ¿Dónde está tu misericordia?. Estoy dispuesto a debatir (...) sin una espada en mi mano".

Barfi, que es un erudito árabe e investigador en la Fundación New America, con sede en Washington, ha concluido su mensaje diciendo que "Dios no ama a los agresores" y recordando a su amigo Steven Sotloff como una persona que "siempre trató de ayudar a los menos privilegiados".

Sotloff, de 31 años de edad, trabajaba como freelance y había escrito para Time y Foreign Policy, entre otras publicaciones. Fue secuestrado en agosto de 2013 en Siria, mientras cubría la guerra civil que desafía al Gobierno de Bashar al Assad.