Usan los tanques de las azoteas de Nueva York para llamar la atención sobre la crisis del agua

  • La campaña The Water Tank Project pretende llamar la atención sobre la falta de agua potable que padecen mil millones de personas en el mundo.
  • De momento ya han sido instaladas obras en cinco tanques.
  • De manera progresiva "irán apareciendo" otros tanques intervenidos a lo largo de la ciudad.
<p>Tanque de la artista Sigrid Calon, uno de los primeros cinco que participan en el proyecto</p>
Tanque de la artista Sigrid Calon, uno de los primeros cinco que participan en el proyecto
The Water Tak Project - Foto: Jake Remington

Uno de los elementos distintivos del skyline de Nueva York es el tanque de agua que corona los edificios. Las estructuras redondeadas de madera y metal pueblan el horizonte urbano en cualquier dirección: hay entre 12 y 17.000 en azoteas y tejados y garantizan el suministro de agua corriente y potable a otros tantos edificios de la metrópoli.

A partir de ahora los tanques de agua neoyorquinos también servirán para recordar que más de mil millones de personas en el mundo carecen de agua potable según datos de la Organización Mundial de la Salud, que relaciona el problema con la muerte anual de dos millones de personas por enfermedades diarreicas y cólera contraidos tras consumir agua contaminada.

Dramáticas consecuencias

La campaña The Water Tank Project, que acaba de ponerse en marcha, ha puesto de acuerdo a casi un centenar de creadores y a varios departamentos administrativos para que los tanques sean forrados con lonas con obras artísticas sobre las dramáticas consecuencias del problema de la falta de agua saneada.

Todos estamos bajo el agua, el recurso más valioso del siglo XXI Proyecto de denuncia y toma de conciencia, los promotores de la iniciativa quieren "crear llamadas de alarma sobre un problema global usando estos símbolos de la abundancia de agua". Invitan a los neoyorquinos a "mirar hacia arriba" para contemplar las obras y reflexionar sobre la idea de que, como señala el lema del proyecto, "todos estamos bajo el agua" en el sentido de que dependemos de ella para vivir y se trata del "recurso más valioso del siglo XXI".

Cinco ya instalados

De momento ya han sido instaladas obras en cinco tanques cuya ubicación puede verse en el mapa digital de la web del proyecto. Son tres en el barrio de Chelsea: los de Laurie Simmons, Odili Donald Odita y Sigrid Calon; uno en el SoHo: el de Lorenzo Petrantoni, y otro más en Financial District, el de Tessa Traeger.

Una corriente eléctrica que carga el espacio, con la energía vital del agua "El agua es una fuerza elemental, algo sin lo que no podemos vivir. Quise hacer un signo-imagen, como una corriente eléctrica que carga el espacio, sobre la energía vital del agua", señala el  segundo de los citados, que ha forrado su tanque con un enrejado multicolor con forma de serpentinas.

Koons, Goude, Minter...

De manera progresiva "irán apareciendo" otros tanques intervenidos a lo largo de la ciudad. Entre los artistas que han prometido participar aparecen algunas primeras figuras como Jeff Koons, Jean-Paul Goude, Marilyn Minter, John Baldessari y Ed Ruscha.

Habrá visitas de escolares a los tanques y trabajos en las aulas En el proyecto colaboran instituciones educativas, que organizarán visitas de escolares a las obras para promover posteriores discusiones y trabajos en las aulas, y los departamentos de Educación y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Nueva York, que desarrollarán material didáctico.

"Lienzo ideal"

Los tanques, que nunca antes se habían usado para proyectos de este cariz, son el "lienzo ideal" para una "iniciativa de arte público sin precedentes" que persigue el objetivo de "producir arte como inspiración social", dice la documentalista Mary Jordan, fundadora de The Water Tank Project, que hace siete años fue acogida por una comunidad etiope cuando estuvo a punto de morir por deshidratación. Cuando se recuperó y supo que el gran problema de desabastecimiento de agua que sufrían les prometió que ayudaría a extender la gravedad del asunto.

El proyecto, cuyo vídeo de presentación explica la génesis de la idea, puede ser seguido en Facebook, Twitter e Instagram. Los tanques de agua de Nueva York saltaron en enero de 2014 a los titulares porque el 60% de las instalaciones no cumplen, según una encuesta municipal, los estándares de salubridad requeridos por el ayunyamiento.