La amenaza que representa el grupo radical Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) requiere de una respuesta global, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en un articulo publicado por el diario The New York Times.

No se permitirá que el cáncer del EIIL se extienda a otros países El secretario reconoció que la campaña de ataques aéreos ordenada por el presidente estadounidense Barack Obama contra el EIIL no será suficiente para lograr su derrota.

Kerry adelantó que el gobierno de su país iniciará esfuerzos para integrar una coalición internacional para confrontar al EIIL en Irak y Siria, donde el grupo islámico ha logrado el control de amplias áreas e importantes ciudades.

Lo que se necesita para confrontar a ese grupo radical y su acción genocida "es una coalición global, utilizando herramientas políticas, humanitarias, económicas, policíacas y de inteligencia para apoyar el uso de la fuerza militar", precisó.

Detienen su avance

Kerry dijo que el riesgo no es sólo regional, sino global debido al creciente número de seguidores de otras naciones, incluyendo de Estados Unidos, que se han sumado al EIIL en Irak y Siria.

En el marco de la cumbre de la OTAN, tanto Kerry como el secretario de Defensa, Chuck Hagel, se reunirán con sus contrapartes de los países aliados europeos "Con una respuesta unida encabezada por Estados Unidos y una coalición de naciones lo más amplia posible, no se permitirá que el cáncer del EIIL se extienda a otros países", consideró Kerry, quien agregó que contra lo que se pueda pensar, el grupo "no es omnipotente".

El secretario de Estado citó que con la actual campaña de ataques de la aviación estadounidense en el norte de Irak, se ha podido detener el avance del EIIL y recuperar áreas que estaban bajo su control.

Kerry reconoció que los ataques desde el aire no serán suficientes para derrotar a este "violento enemigo" que ha recurrido a decapitaciones para sembrar terror entre la población.

Insistió en que se requiere una respuesta global a fin de apoyar a las fuerzas militares en Irak y a los elementos moderados de la oposición en Siria.

Anunció que la próxima semana, en el marco de la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Gales, Reino Unido, tanto él como el secretario de Defensa, Chuck Hagel, se reunirán con sus contrapartes de los países aliados europeos.

"El objetivo es alistar la mayor asistencia posible y después de esa reunión el secretario Hagel y yo planeamos viajar a Medio Oriente para desarrollar un mayor apoyo a la coalición entre los países que están más directamente amenazados", precisó.

Adelantó que una vez que asuma en septiembre la presidencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Estados Unidos continuará empujando desde ahí la formación de esa coalición.

"Y poner de relieve la amenaza que presentan los combatientes terroristas extranjeros, incluyendo los que se han sumado al EIIL", indicó.