La empresa estadounidense de comida rápida McDonald's anunció este viernes que las autoridades rusas han cerrado temporalmente 12 de sus restaurantes por mandato de la agencia del consumidor de Rusia.

La medida se produce en medio de las tensiones entre Moscú y Washington por la crisis de Ucrania  "Estudiamos detenidamente el contenido de los documentos de la agencia para determinar lo que se debe hacer para reabrir los restaurantes lo antes posible", dice McDonald's en un comunicado en el que precisa que los locales están en las ciudades de Moscú, Stavropol, Sochi, Krasnodar y Ekaterimburgo.

Asimismo, explica que, de los doce establecimientos, un tribunal ha ordenado "que cuatro de ellos (tres en Moscú y uno en Ekaterimburgo) deberán seguir sin trabajar por un periodo más prolongado de tiempo" debido a infracciones de la legislación sanitaria.

En la nota, McDonald's señala su "desacuerdo" con las medidas y anuncia su intención de "recurrir" la decisión del tribunal.

Entre los restaurantes cerrados figura el primero y simbólico que abrió la cadena estadounidense en la plaza Pushkin de Moscú en 1990.Además de estos cierres, un centenar más de establecimientos de la compañía en Rusia han sido objeto de inspecciones por parte de las autoridades locales.

La medida se produce en medio de las tensiones entre Moscú y Washington por la crisis de Ucrania y las sanciones impuestas por Estados Unidos a Rusia.

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció jueves la posibilidad de imponer nuevas sanciones económicas a Rusia para aumentar la presión sobre Moscú por su actuación en Ucrania.