Cruce de malentendidos entre Israel y el Gobierno palestino.Según informa el diario Haaretz, la oficiona del primer ministro Netanyahu ha negado este jueves que éste dijera, en una reunión con el presidente de la ANP, Mahmud Abás, que Israel aceptaba el establecimiento de un Estado palestino según las fronteras de 1967 (Guerra de los seis días). La noticia con las palabras de Abás fue repicada por una agencia palestina, Maan, de la que se hizo eco la agencia EFE.

Según estas informaciones, Netanyahu habría dicho a Abás en persona que "aceptaba el Estado palestino y que sólo habría que precisar los límites de las fronteras". Una conversación que niega Israel, que asegura "que jamás tuvo lugar", según recoge el citado periódico israelí.

Por otro lado, Abbas ha hecho alusión al acuerdo con Hamás para formar un Gobierno de unidad nacional, advirtiendo de que, si el Movimiento de Resistencia Islámica sigue con un Ejecutivo "paralelo" en la Franja de Gaza, se frustrará la reconciliación palestina. "Hamás tiene un Gobierno en la sombra, tienen subsecretarías que funcionan como ministerios, y, si eso continúa, pondrá la unidad nacional en peligro", ha alertado. "He estado insistiendo en celebrar elecciones durante los últimos siete años y no aceptaremos nada más que una sola autoridad y un solo rifle", ha añadido.

Abbas ha revelado que ha estado hablando con otros miembros de Al Fatá, con el líder de Hamás en el exilio, Jaled Meshal, y con los líderes de otras facciones palestinas que están bajo arresto domiciliario sobre las diferencias entre ellas.En concreto, se ha referido a la decisión de Hamás de ejecutar a supuestos colaboradores de Israel, aseverando que se trata de un "crimen", y aclarando que la facción palestina tomó esa decisión sin consultar con nadie.