Un hombre detenido por la policía es un asesino en serie que se sospecha disparó al azar contra siete personas, cuatro de las cuales murieron, durante cinco días en el área de Los Ángeles, informaron el martes las autoridades.

Otras tres de sus víctimas sufrieron lesiones graves El subjefe de la policía del condado Los Ángeles, Kirk Albanese, dijo en una conferencia de prensa que las tres otras víctimas sufrieron lesiones graves y que dos perros fueron abatidos a tiros antes del arresto de Alexander Hernández, de 34 años, residente de Sylmar.

Agentes del equipo especial SWAT de la policía de Los Ángeles arrestaron a Hernández el domingo por la noche. Tenía una escopeta con empuñadura de pistola que creen se usó en los ataques.

Los fiscales han acusado a Hernández de un cargo de asesinato, por el que puede ser condenado a muerte, dos cargos de intento de asesinato y tres cargos de crueldad con los animales. Está programado que Hernández sea instruido de cargos el miércoles y sigue detenido bajo una fianza de un millón de dólares.

El agresor no coopera con la Policía

Los fiscales no sabían si Hernández ya contaba con abogado defensor. Albanese dijo que Hernández no estaba cooperando con la policía.

Los ataques comenzaron a primeras horas del 20 de agosto, cuando una mujer fue baleada por un hombre en un vehículo cuando ella salía de la autopista. Las otras agresiones ocurrieron durante cuatro días seguidos y llevaron a la muerte de tres personas el domingo.

Es un asesino múltiple Hernández ha sido acusado de sólo una muerte, pero el jefe de detectives de la policía del condado de Los Ángeles, Bill McSweeney dijo que "es un asesino múltiple".

Los cargos contra Hernández pueden llevarlo a la pena de muerte y los fiscales pedirán que se le mantenga detenido sin derecho a fianza.

Las autoridades dijeron que las agresiones parecen haber sido al azar y que no hay motivos o vínculos conocidos entre las víctimas. Las autoridades solicitaron la ayuda del público para conocer más detalles de los hechos.

La policía cree que Hernández actuó solo y es el único sospechoso en las agresiones del domingo. Los detectives vincularon los incidentes debido al momento en que ocurrieron, el arma usada y la descripción del vehículo, dijo McSweeney. Los investigadores estudiarán otros hechos similares no resueltos en los últimos años con descripciones similares de un vehículo marrón o dorado y una escopeta.

Se montó un operativo especial para su captura

La policía de Los Ángeles y la del condado Los Ángeles crearon un equipo especial de 70 personas, junto con la policía de San Fernando, para investigar las agresiones y estudiaron, entre otras cosas, videos de vigilancia.

Hernandez fue acusado de asesinato en la muerte a tiros de Gildardo Morales, de 48 años, mientras conducía su camioneta al trabajo el 21 de agosto en Pacoima. Hernández está acusado de disparar contra el vehículo de una pareja en West Hollywood el 20 de agosto y de disparar contra tres perros, son un saldo de dos muertos, el 20 de agosto.

Hernández ha estado en prisión y ha sido condenado de delito cuatro veces, incluso por posesión de metanfetamina para la venta, posesión de una sustancia controlada y posesión de un arma de fuego por parte de un delincuente, dijeron las autoridades.