Tulsa
Imagen de la ciudad de Tulsa, Oklahoma. WIKIPEDIA

La muerte a tiros de cuatro personas, entre ellas dos niños, en un apartamento de Tulsa, es investigada por la policía como un caso de asesinato y posterior suicidio, se informó el martes.

La policía cree que un hombre guatemalteco de 35 años mató a tiros a su esposa de la que estaba separado, a su hija de 5 años y su hijo de 3 y luego se suicidó.

Una niña de 2 años, que aparentemente no tenía relación con la familia, fue encontrada aparentemente ilesa en el apartamento, informó la policía en un comunicado.

El comunicado de la policía indica que la familia llegó de Guatemala pero las autoridades no tienen detalles sobre sus identidades, ni sobre pariente alguno. La vocera de la policía, Jillian Robertson, dijo que no se tenía mayor información sobre el caso.

La niña sobreviviente era hija de la compañera de cuarto de la mujer asesinada y se encontraba en el sitio cuando ocurrió el tiroteo, informó la policía. La niña ya se reunió con su madre.

Vecinos del vecindario Bradford Townhouses indicaron que la familia era discreta y respetuosa pero que el crimen en la zona ha crecido en años recientes.

"Eran buenos", dijo el conserje Lonnie Chandler, mientras barría tapas de botellas de cerveza y restos de la cinta amarilla con la que se acordonó la escena del crimen horas antes. "Ayer estaban en el patio, escuchando música y fumando cigarrillos".

Chandler dijo que creció en el sur de Chicago y está acostumbrado a sitios inseguros pero que los actos criminales en esa zona residencial, como tráfico de drogas, prostitución y peleas de pandillas, se está saliendo de control.