Después de 50 días de ataques israelíes a la Franja de Gaza, miles de cohetes de las milicias palestinas lanzados hacia territorio israelí, más de 2.000 muertos en Palestina y casi 70 entre los ciudadanos israelíes... el acuerdo de tregua permanente anunciado este martes entre Hamás y el Gobierno israelí abre un período temporal de paz en Oriente Medio.

Los primeros aspectos clave para lograr el acuerdo —alcanzado después de varias treguas de pocos días que no llegaron a fraguar este verano— han empezado a filtrarse por parte de los protagonistas de una negociación que se ha llevado a cabo en El Cairo y gracias a la mediación de Egipto.

Según el comunicado, el nuevo pacto está basado en la iniciativa propuesta por Egipto que puso fin en 2012 a la anterior operación israelí sobre Gaza, Pilar Defensivo. Aquellos acuerdos, además de obligar al cese de las hostilidades, incluían la apertura de los cruces fronterizos de Gaza con Israel y la facilitación del movimiento de personas y bienes en los pasos de acceso a la zona.

Los acuerdos alcanzados

  • Alto el fuego permanente. El embajador palestino en El Cairo, Yamal al Shubaki, confirma que "el acuerdo establece un alto el fuego permanente" basado en los acuerdos de alto el fuego de El Cairo de 2012.

  • Apertura de pasos fronterizos. En paralelo al cese de las hostilidades, el acuerdo estipula la apertura de los pasos fronterizos entre Gaza e Israel de forma que permita la aceleración de la introducción de ayuda humanitaria y del material para la reconstrucción de la Franja.

  • Mayor radio de pesca en la Franja. El pacto también permite que los pescadores palestinos puedan faenar en un radio de seis millas en torno a sus costas, ahora limitado a tres millas.

  • El resto de asuntos pendientes, dentro de un mes. El acuerdo establece que las negociaciones indirectas entre las dos partes sobre el resto de los asuntos pendientes continúen dentro de un mes, tras el establecimiento del alto el fuego.