La cadena de comida rápida McDonald's nombró este viernes un nuevo presidente para su agobiada división en Estados Unidos, el segundo cambio en el puesto de alto perfil en menos de dos años.

La cadena de restaurantes de hamburguesas más grande del mundo dijo que regresará a un ejecutivo de la compañía de antaño, Mike Andres, a ocupar el puesto de Jeff Stratton, quien se jubilará, a partir del 15 de octubre.

Stratton, de 58 años, asumió el cargo a finales de 2012 y reemplazó a Jan Fields. Ese cambio se hizo poco después de que McDonald's Corp. reportara su primer caída mensual en ventas en casi una década.

Cambio de hábitos

Las ventas en Estados Unidos siguen débiles desde entonces. La empresa enfrenta una competencia cada vez más fuerte y un cambio en los hábitos alimentarios de los consumidores. En su trimestre más reciente, la empresa reportó un descenso en ventas de 1,5% en sus locales en Estados Unidos. En julio tuvo un descenso de 3,2%.

La cadena reconoció que introdujo muchas cosas demasiado rápido, lo que complicó las operaciones en la cocinaMcDonald's, con oficinas corporativas en Oak Brook, Illinois, atribuye sus resultados a varios factores que incluyen errores propios.

Por ejemplo, la empresa reconoció que introdujo muchas cosas demasiado rápido, lo cual complicó las operaciones en la cocina.

El director general Don Thompson ha dicho que la cadena trabaja para solucionar lo básico, como mejorar el servicio y la precisión al tomar órdenes.

La compañía también busca mejorar la imagen de sus alimentos introduciendo comida considerada mejor, como su nueva hamburguesa Bacon Clubhouse. También planea ofrecer mandarinas como opción de sus Cajitas Felices a finales de año y además está pensando en otras frutas.

McDonald's tiene más de 35.000 locales en todo el mundo, incluso más de 14,000 en Estados Unidos.