Los legisladores de California aprobarán una iniciativa de ley apoyada por el gobernador Jerry Brown para invertir tres millones de dólares de las arcas del estado en ofrecer asistencia legal a los menores centroamericanos que entraron al país de manera ilegal y sin compañía de un adulto, anunciaron el jueves líderes demócratas.

Esta medida daría realce a la imagen de los demócratas entre los votantes latinos en las elecciones de noviembre Usar el dinero para ayudar a los niños es "hacer lo decente y es congruente con el espíritu progresista de California", dijo Brown en un comunicado.

El gobernador anunció el plan junto con la fiscal general Kamala Harris, el presidente temporal del Senado Darrell Steinberg, la presidenta de la Asamblea Toni Atkins y la bancada legislativa latina, todos demócratas.

Debido a que los demócratas controlan ambas cámaras de la Legislatura estatal, no necesitan del apoyo republicano para aprobar la iniciativa de ley. La medida podría dar realce a la imagen de los demócratas entre los votantes latinos en las elecciones de noviembre.

Brown dijo durante un reciente viaje a México que los cerca de 57.000 niños detenidos tras cruzar la frontera ilegalmente desde el 1 de octubre representan un desafío humanitario.

Atkins dijo que algunos legisladores visitaron centros de detención en el condado Ventura las últimas semanas.

"Creo que todos salimos con la sensación de que estos niños realmente necesitan nuestro apoyo, que es un asunto que gira en torno a su seguridad, al debido proceso, a la capacidad para ver más allá de consideraciones políticas y lidiar con la crisis humanitaria", agregó.

Atkins dijo que el dinero, que se canalizará a organizaciones sin fines de lucro que ofrecen ayuda a los inmigrantes, provendrá de ahorros en el presupuesto legislativo y que se incluirá en iniciativas a discutirse la próxima semana. Las autoridades prevén que el dinero empiece a fluir en dos o tres semanas.

3.900 menores en California

El líder de la minoría republicana en el Senado, Bob Huff, dijo que la legislación propuesta generará debate sobre el papel apropiado para California en el tema migratorio. Los republicanos habrán de revisar la iniciativa, la cual aún no está redactada, antes de decidir si la apoyan, dijo.

Los republicanos esperan colaborar con los demócratas Los republicanos en la Asamblea también se negaron a comentar sobre el proyecto, pero la portavoz Amanda Fulkerson dijo que esperan colaborar con los demócratas para asegurarse de que se protejan los derechos de los menores.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos federal calcula que hay unos 3.900 menores en esta situación en California.

"No estamos enviando a la Guardia Nacional a enfrentar a estos niños como otros estados lo han hecho", dijo el asambleísta Luis Alejo, en clara referencia a la decisión del gobernador de Texas, Rick Perry de enviar soldados a vigilar la frontera de su estado con México.

Alejo dijo que es más probable que los niños sean deportados si no cuentan con asesoría legal. Señaló que la ley de inmigración es complicada y requiere conocimiento especializado.