Pena de muerte
La cámara de ejecución de la Prisión Estatal de San Quentin, California, Estados Unidos. California Department of Corrections and Rehabilitation / Wikipedia

La procuradora general de California dijo el jueves que apelará el fallo de un tribunal federal que califica de inconstitucional la pena de muerte en el estado.

La impredecible demora en la realización de las ejecuciones es inconstitucionalmente arbitraria e injusta El anuncio de la procuradora Kamala Harris ocurre después que el juez federal de distrito Cormac Carney en Los Angeles falló el mes pasado que la pena de muerte en el estado demora mucho en aplicarse.

El juez dio que la impredecible demora en la realización de las ejecuciones es inconstitucionalmente arbitraria e injusta.

El fallo de Carney echó abajo la sentencia de muerte de Ernest Dewayne Jones, un hombre de Los Angeles sentenciado a morir por la violación y asesinato en 1992 de la madre de su novia.

"Apelo la decisión del tribunal porque no está apoyada en la ley y socava importantes protecciones que los tribunales ofrecen a los acusados", dijo Harris. "Este fallo equivocado debe ser revisado en apelación".

Los que se oponen al fallo han dicho que las demoras citadas por el juez ayudan a asegurar que los condenados a muerte reciben todos los beneficios del debido proceso.

Harris dijo que personalmente se opone a la pena de muerte pero prometió a los electores que hará cumplir la ley.

Harris apela el fallo del Tribunal Federal de Apelaciones del 9no Circuito.

Desde que el sistema de pena de muerte se puso en vigor hace 35 años, señaló el juez, más de 900 personas han sido condenadas a muerte pero sólo han ejecutado a 13.

No habido ejecuciones desde 2006, después que otro juez federal ordenó modificar los procedimientos de muerte por inyección letal del estado.

Además, el Departamento de Prisiones y Rehabilitación está redactando nuevas normas para las ejecuciones por inyección letal y no ejecutarán a ningún reo hasta que se aprueben las nuevas normas.