La fiscalía del condado de San Luis, Missouri comenzará este miércoles a presentar las pruebas del caso de Michael Brown, el joven afroamericano que murió por los disparos de un policía en Ferguson, ante el jurado investigador que analizará si hay causa para un juicio.

Más de 67.000 personas han firmado en una campaña con el fin de que McCulloch sea retirado del caso El fiscal del condado, Robert McCulloch, señaló a la emisora de radio local KTRS-AM que la presentación de todas las pruebas puede durar hasta octubre y aseguró que no tiene "ninguna intención" de apartarse de sus "obligaciones y responsabilidades".

McCulloch respondió así a quienes piden que no se encargue del caso de Michael Brown, por considerar que su imparcialidad puede verse afectada por el hecho de que su padre era policía y fue asesinado por un afroamericano cuando el tenía 12 años, y porque su actuación en el año 2000 en un caso similar al de Ferguson genera dudas.

Más de 67.000 personas han puesto su firma a una campaña promovida por la legisladora estatal Jamilah Nasheed, con el fin de que McCulloch sea retirado del caso.

El jurado investigador, compuesto por 12 personas, estudiará las evidencias y serán necesarios 9 votos para decidir si hay suficiente fundamento para hacer una acusación formal contra el oficial Wilson y con qué cargos.