Una fuerte tormenta con viento azotó este martes el área metropolitana de Phoenix, lo que provocó el cierre de autopistas con decenas de automovilistas atrapados y dejando a miles de residentes sin electricidad.

La autopista Interestatal 17 fue cerrada por varias horas al quedar anegada Los equipos de auxilio rescataron a decenas de personas atrapadas por el agua en sus casas y centros de trabajo, mientras que múltiples escuelas, negocios y hogares quedaron inundados tras varias horas de lluvia.

La autopista Interestatal 17, que atraviesa el centro de Phoenix, fue cerrada por varias horas al quedar anegada, y reabrió a media tarde, cuando el nivel del agua bajó y equipos de trabajadores llegaron a limpiar los escombros.

Un grupo de 89 niños de la Escuela Primaria New River fue evacuado luego de que el edificio comenzara a inundarse, en tanto la Escuela Superior Sandra Day O'Connor tuvo que cerrar 12 salones provisionales y llevar a los alumnos a otro plantel.

El Servicio Nacional del Clima (NWS) informó que se registraron precipitaciones de más de 10 centímetros en la mayor parte de la zona metropolitana.

Demoras de más de dos horas

El NWS había emitido desde las 09:00 horas de este martes una advertencia de inundación, que luego fue prolongada hasta las 19:00 horas del miércoles.

La compañía de electricidad reportó al menos siete mil cortes de energía por toda el valle de Phoenix La Cruz Roja de Estados Unidos informó que se abrirá un refugio para las personas afectadas por la inundación en la Escuela Primaria Canon.

La ciudad de Phoenix creó una página en internet para proporcionar información sobre la tormenta, sobre las calles cerradas y los lugares donde estarán disponibles sacos con arena para impedir la entrada de agua a los hogares.

Funcionarios de la compañía de electricidad Arizona Public Service informó que se tenían reportados al menos siete mil cortes de energía por toda el valle de Phoenix.

Autoridades del Aeropuerto Internacional Sky Harbor informaron que la terminal aérea estaba experimentando demoras de hasta de dos horas en las salidas de las aeronaves.