Rick Perry
El exgobernador de Texas, Rick Perry, en una imagen de archivo. FACEBOOK / Rick Perry

El procurador especial a cargo de la acusación por abuso de poder en contra del gobernador de Texas,Rick Perry, dijo este lunes que no se emitirá una orden de aprehensión para detenerlo y ficharlo por la imputación.

"He acordado que sólo será emitido un aviso" para que Perry comparezca ante la Corte, dijo el fiscal especial Michael McCrum, al asegurar que esto no es inusual y que el gobernador no está recibiendo un trato especial.

Volvería a tomar la misma decisión El pasado viernes, un gran jurado del Condado de Travis en Austin, emitió una acusación contra Perry, por los cargos de “abuso de capacidad oficial” y “coerción de un servidor público”.

Los cargos se desprenden de los esfuerzos del gobernador para obligar a la procuradora del condado de Travis, Rosemary Lehmberg, a renunciar a su cargo tras ser detenida por conducir en estado de ebriedad.

Perry sostiene que es inocente y ha dicho que tiene la intención de luchar contra los cargos.

"Me mantuve de pie por la vigencia de la ley en el estado de Texas y si tuviera que hacerlo de nuevo, volvería a tomar la misma decisión", dijo Perry, en entrevista este domingo a la cadena de televisión Fox News.

Perry vetó el año pasado el financiamiento a la Unidad de Integridad Pública en el Condado de Travis, una dependencia a cargo de la procuradora Lehmberg, para forzarla a renunciar tras declararse culpable de conducir en estado de ebriedad.

"Tenía perdida la confianza en (Lehmberg) y el público había perdido la confianza en ella e hice lo que todo gobernador ha hecho por décadas, que es tomar una decisión acerca de si era correcto las utilización de los fondos del estado en esa agencia y yo lo vete", dijo Perry en la entrevista con Fox News.

No será fichado criminalmente

Al no emitirse una orden de detención en su contra, Perry no tendrá que someterse al embarazoso procedimiento de fichaje criminal, en el que se le toma la foto oficial al acusado y se le toman sus huellas digitales.

Perry sólo recibirá una orden de comparecencia, para acudir a registrarse y crear un número de seguimiento del caso, aunque se desconoce cuándo el gobernador se someterá a ese proceso.