En unas semanas más se hará el anuncio de que el condado de Los Ángeles, California, tendrá albergues temporales para niños centroamericanos, dijo el alcalde Eric Garcetti.

Los Ángeles ha demostrado su respuesta solidaria para los niños indocumentados que vienen huyendo de sus países

“Los Ángeles ha demostrado su respuesta solidaria para los niños indocumentados que vienen huyendo de sus países”, afirmó el funcionario en entrevista con Notimex.

“Desde que anuncié mi posición de abrir albergues he recibido una respuesta notable de iglesias, organizaciones sociales y de individuos que se quieren sumar a este esfuerzo”, compartió Garcetti.

“Ha quedado claro que este asunto no es de reforma migratoria, que es un asunto pendiente del Congreso que lo debe resolver, es un asunto de humanidad y la ciudad va a apoyar”, prometió.

Garcetti fue entrevistado la víspera cuando acudió a la IX Conferencia Anual del Consejo de Federaciones Mexicanas y en donde se sumó a los llamados para que se resuelva el tema de los niños inmigrantes que viajan solos hacia Estados Unidos.

Los Angeles es la ciudad con el mayor número de inmigrantes latinoamericanos y es una de las más pobladas en el país.

Garcetti indicó que la semana pasada se reunió en privado con funcionarios del Departamento Federal de Servicios Humanos y de Salud (HHS, por sus siglas en inglés).

63 mil menores detenidos

“Entendemos que lo que se requiere es sencillo, solo es sentir necesidad de ayudar a esos niños. Necesitamos acoplar nuestros corazones porque esta es una cosa de necesidad humana, no es de política migratoria”, puntualizó.

Ante la insistencia de cuántos albergues planea anunciar o cuál sería su meta este año, señaló que eso no se ha definido. “Aún hay algunos detalles que revisar, así que esperamos este mes o a más tardar en septiembre se tenga una definición”, anticipó.

Entre el 1 de octubre de 2013 y el 31 de julio de este año, más de 63 mil menores han sido detenidos por autoridades migratorias estadunidenses al ingresar al país de forma indocumentada.

La mayoría de estos menores, sin compañía de un adulto, provienen de Honduras, Guatemala y El Salvador.