El cantante de música country Willie Nelson ha abogado por dar cobijo en los Estados Unidos a los miles de niños migrantes que han entrado al país por la frontera con México, en lugar de deportarlos a sus países de origen.

Hay hogares que estarían encantados de cuidar uno o dos niños"Estoy seguro de que hay hogares en todo el país que estarían encantados de cuidar uno o dos niños", dijo Nelson, de 81 años, en una entrevista publicada por la revista Rolling Stone, en la que también afirmó que los menores "tienen miedo".

El músico originario de Texas, el estado que más ha sufrido la crisis migratoria, dijo que esta "es una buena oportunidad" para que Estados Unidos muestre "un poco de humanitarismo" y accedan a cuidar a los menores, quienes, agregó, están siendo "maltratados" y eso "no es una buena forma de empezar la vida".

"Mandarlos de vuelta"

"Conozco a un montón de gente que quiere mandarlos de vuelta", dijo Nelson sobre sus vecinos en Texas, un estado conservador cuyas autoridades abogan por reforzar la seguridad en la frontera para evitar que los menores ingresen a Estados Unidos.

La regla de oro es tratar a esos niños como si fueran nuestros hijos"Cuanto más cercana es la situación, más extremas son las emociones, pero me parece que la regla de oro es tratar a esos niños como si fueran nuestros hijos", agregó el músico, quien insistió en que "lo único" que se puede hacer es "cuidarlos".