Brasil: Bolsonaro agradece apoyo a miles de evangélicos

El presidente Jair Bolsonaro participó este jueves de la “Marcha para Jesús”, uno de los mayores eventos evangélicos del país, que congregó a cientos de miles de personas en Sao Paulo. Es la primera...

El presidente Jair Bolsonaro participó este jueves de la “Marcha para Jesús”, uno de los mayores eventos evangélicos del país, que congregó a cientos de miles de personas en Sao Paulo. Es la primera vez que un presidente en funciones participa de la ceremonia religiosa.

Bolsonaro agradeció a los fieles el apoyo que recibió para llegar a la presidencia.

“Ustedes fueron decisivos para cambiar el destino de esta patria”, dijo Bolsonaro, quien durante el discurso estuvo acompañado por el embajador de Israel en Brasil, Yossi Shelley.

“Un presidente que dice que el estado es laico, pero él es cristiano”, dijo el presidente, quien fue vitoreado al grito de “mito” por el público. Así le llaman al mandatario sus seguidores.

Bolsonaro ya había participado el año pasado, cuando era candidato a presidente.

Luego de la marcha, Bolsonaro deslizó por primera vez que en 2022 disputará la elección presidencial por un nuevo mandato.

"Si hay una reforma política en Brasil, no participaré por la reelección. Pero si no la hay, y el pueblo quiere, estaré para continuar por cuatro años más", dijo Bolsonaro, según reportó el sitio G1.

Más temprano, el presidente ya se había referido a esa posibilidad. Medios locales reportaron que en un encuentro improvisado con vecinos antes del evento en la ciudad de Eldorado, interior de Sao Paulo, Bolsonaro agradeció a quienes lo votaron y bromeó: "De ahora en adelante, todos me votarán".

Pese a haberse definido en varias ocasiones como católico, Bolsonaro tiene una estrecha relación con grupos evangélicos, quienes se convirtieron en un sostén electoral en la campaña que lo llevó a la presidencia.

“Nuestro país tiene problemas muy serios de ética, moral y economía, pero entendemos que podemos revertir eso”, dijo Bolsonaro.

El presidente dijo que Brasil debe aprender de Israel para resolver sus problemas. “La gran diferencia (entre Israel y Brasil) es el pueblo y su clase política, que tenga fe, crea en el otro y quiera colocar los intereses de su país encima de los individuales”.