Profesores chilenos presionan por mejoras en las calles

Miles de profesores públicos chilenos en paro hace casi tres semanas marcharon por tercera vez este mes para exigir al gobierno respuestas a sus demandas, mientras decenas de miles de alumnos siguen...

Miles de profesores públicos chilenos en paro hace casi tres semanas marcharon por tercera vez este mes para exigir al gobierno respuestas a sus demandas, mientras decenas de miles de alumnos siguen sin clases.

Cuando tres columnas multitudinarias de maestros llegaban a un punto de reunión, a pocas cuadras del palacio de gobierno, grupos de adolescentes encapuchados, auto convocados por redes sociales, se enfrentaron con palos y piedras a los efectivos antimotines, que los dispersaron con chorros de agua y gases lacrimógenos.

Decenas de maestros, que caminaron en promedio cuatro kilómetros hasta llegar al lugar de encuentro, intentaron sin éxito disuadir a los encapuchados.

“Estamos marchando porque el gobierno de sordos que tenemos en este país, y de mudos porque la ministra (de Educación) no habla, no nos han dado respuesta satisfactorias a nuestras demandas”, dijo a The Associated Press el dirigente gremial Samuel Toledo.

La ministra del ramo, Marcela Cubillos, se niega a conversar con los líderes del profesorado y delega las negociaciones en el subsecretario de Educación.

Esta es la tercera marcha desde que iniciaron un paro el 3 de junio con una decena de exigencias, entre ellas, el pago de una deuda pendiente hace 38 años con 76.000 profesores, la anulación de una medida que dejó historia y educación física como asignaturas opcionales, pago de un bono por especialización de las educadores diferenciales y el fin de una doble evaluación profesional.

Cubillos afirmó el jueves que el gobierno y el gremio de profesores llegaron “a una fórmula de solución” y que están dadas las condiciones para finalizar el paro que, según ella, es “por razones políticas”.

Mario Aguilar, presidente del gremio de educadores, dijo a la AP que “nosotros tenemos una visión de la educación, que es la que defendemos, por eso estamos en las calles”.