Brasil: segundo asesinato de periodista en afueras de Rio

Un periodista fue muerto a tiros dentro de su automóvil en Maricá, una ciudad litoral en las afueras Rio de Janeiro, y se convirtió en el segundo comunicador asesinado en el área en menos de un mes...

Un periodista fue muerto a tiros dentro de su automóvil en Maricá, una ciudad litoral en las afueras Rio de Janeiro, y se convirtió en el segundo comunicador asesinado en el área en menos de un mes.

Romário da Silva Barros, de 31 años, fue ejecutado la noche del martes. En una nota enviada a The Associated Press la Policía Civil de Rio dijo el miércoles que se abrió una investigación para determinar el motivo y la autoría del asesinato.

El lunes las autoridades habían realizado una operación de búsqueda y aprehensión en una investigación paralela por el crimen de Robson Giorno, dueño de un periódico local que también fue asesinado en Maricá el 25 de mayo.

Los dos crímenes generaron alerta en el sindicato de periodistas de Rio de Janeiro y el Comité de Protección de Periodistas (CPJ), que pidieron a las autoridades rápidas respuestas.

“Un profesional más es brutalmente asesinado y se suma a la preocupante y deplorable estadística de periodistas muertos en Rio de Janeiro y el país. Es hora de decir basta a la violencia para aquellos que creen que por la fuerza y la violencia van a callar a los periodistas e intimidar a la prensa”, dijo el Sindicato de Periodistas en un comunicado oficial.

El área donde ocurrieron los dos asesinatos es conocida por la actuación de grupos paramilitares que tienen como negocio el cobro de tasas por servicios básicos como la electricidad, la televisión por cable y el transporte. Además son conocidos por extorsiones y ejecuciones sumarias. La policía no especificó cuál es la línea de investigación de ambos crímenes.

“Las autoridades brasileñas deben investigar si el asesinato de Giorno está relacionado con su trabajo informativo y tomar medidas rápidas para llevar a los responsables a la justicia”, reclamó el CPJ.

Según el CPJ, solía criticar en sus artículos a políticos locales por presunta corrupción. “Los medios de comunicación locales son un recurso vital para los ciudadanos y su capacidad de hacer reportajes con seguridad es esencial”.