Florida: Decenas protestan por detención de niños migrantes

Con carteles y paraguas en las manos, decenas de personas protestaron el domingo bajo una intensa lluvia afuera de un inmueble del sur de Florida que se ha convertido en el sitio más grande del país...

Con carteles y paraguas en las manos, decenas de personas protestaron el domingo bajo una intensa lluvia afuera de un inmueble del sur de Florida que se ha convertido en el sitio más grande del país para la detención de inmigrantes menores de edad.

Una coalición de grupos religiosos y activista dijo que quieren que el centro de detención de Homestead sea cerrado.

Los manifestantes llevaban carteles que decían “Mejor en casa” y “Dejen de separar a las familias” mientras tocaban tambores y entonaban canciones de protesta de la era de la lucha por los derechos civiles.

“¡Ciérrenla! ¡Ciérrenla!”, gritaban los manifestantes.

Lucy Duncan, del American Friends Service Committee, pidió guardar un minuto de silencio para recordar a los niños que han muerto bajo custodia del gobierno, aunque no en la instalación de Homestead. Duncan regaba una planta mientras se mencionaba cada uno de los siete nombres.

“Es una afrenta moral”, dijo Duncan. “Necesitamos hacer justicia para avanzar. Necesitamos recordar esos nombres”.

La organizadora Kristin Kumpf dijo que 800 personas de 22 estados habían confirmado su asistencia a la protesta llevada a cabo en el Día del Padre.

Defensores de los inmigrantes han presentado recursos judiciales para tratar de obligar al gobierno del presidente Donald Trump a liberar con rapidez a los menores inmigrantes que están en el centro de detención de Florida, el cual puede albergar a hasta 3.200 adolescentes, de acuerdo con cifras oficiales difundidas en abril.

Los activistas acusan al gobierno de violar un viejo acuerdo que señalan requiere que los inmigrantes menores de edad sean liberados con rapidez y entregados a familiares o tutores, o bien sean enviados a instalaciones de cuidado infantil.

Los defensores de los inmigrantes han presentado documentos en la corte con cientos de páginas que contienen testimonios de adolescentes que han estado en Homestead sobre las condiciones “carcelarias” en el lugar.

Los menores afirmaron que les limitan las llamadas telefónicas, y que deben seguir muchas reglas estrictas o corren el riesgo de prolongar su detención o de ser extraditados. Muchos dijeron que tenían acceso limitado a sus trabajadores sociales, y describieron su frustración con el proceso de reunificación familiar.

“No se está cumpliendo con la ley en este caso”, dijo Danielle Levin Cava, comisionada del condado Miami-Dade que habló durante la protesta.