La policía en San Luis, Missouri, investigaba el martes la muerte a tiros de una niña de 11 años, la segunda menor en ser asesinada en la ciudad en dos días.

Charnija Keys recibió un disparo en la cabeza alrededor de las 11:40 de la noche del lunes, informó la policía. El caso es considerado sospechoso y hay detectives de homicidios e investigadores de abuso infantil manejando el caso.

No se han efectuado arrestos y tampoco se han revelado más detalles.

El domingo por la noche, una niña de 3 años fue asesinada durante un tiroteo. Un segundo niño resultó gravemente herido en esa balacera. Tampoco ha habido arrestos en ese caso.

En una publicación de Twitter, la alcaldesa Lyda Krewson calificó el tiroteo del domingo como "Indignante, abominable, impensable. Dolor insoportable para estas familias".

En lo que va del año, San Luis ha registrado 77 homicidios, un ligero aumento respecto del mismo periodo de 2018. La ciudad ha tenido a menudo una de las tasas más altas de homicidios en Estados Unidos.