Cuatro personas murieron el martes y tres resultaron heridas cuando un alud de tierra sepultó a varios vehículos cerca de la población de Pereira, en el centro occidental de Colombia. Los cuerpos de rescate no descartan más víctimas.

A primeras horas del día, la coordinadora de la Unidad Nacional de Riesgo, Diana Ramírez, dijo a periodistas que “en este momento los organismos de socorro atienden la emergencia y en el sitio hay unos 200 voluntarios de la Defensa Civil y Cruz Roja buscando entre unos 26.000 metros cúbicos de tierra que se desprendieron de una montaña y habían fallecido dos personas”.

Agregó que también se está evacuando a 26 familias de la zona para evitar inconvenientes.

Ramírez señaló que el alud se debió a las fuertes lluvias que han caído en diferentes partes del país.

Iniciamene se hablaron de dos fallecidos pero en la tarde, el subdirector operativo de la defensa civil, general en retiro Luis Vargas, dijo a The Associated Press que las cifras de victimas aumentaron a cuatro.

“En este deslizamiento fueron atrapados cinco vehículos y más de 10 motocicletas que pasaban en ese momento por la via afectada. Vamos a trabajar hasta las 10 de la noche hora local con 43 socorristas”, agregó.

Desde el 1 de abril, cuando comenzó la primera temporada de fuertes lluvias en 23 de los 32 departamentos del país, han muerto 68 personas, más de 15.000 se han visto afectadas y 135 viviendas han quedado destruidas.