Una corte mexicana falló el lunes que las autoridades deben dejar de detener a niños en un centro migratorio de la Ciudad de México, después de que una niña guatemalteca de 10 años falleciera en las instalaciones.

El dictamen también señala que los niños que se encuentran en otros centros de detención deben ser identificados de inmediato y contar con acceso a representación legal. Los jueces de un tribunal de la capital mexicana también ordenaron a las autoridades migratorias que implementen urgentemente un sistema que les permita a los niños salir de los centros de detención.

La niña guatemalteca falleció en mayo a causa de las heridas que sufrió después de caer de una litera en el centro de detención conocido como Las Agujas.

La niña y su madre habían sido trasladadas a la Ciudad de México en autobús desde el estado de Chihuahua, en la frontera con Estados Unidos. La menor falleció un día después de ingresar a las instalaciones.