Georgia se dispone a ejecutar este mes a un hombre acusado de matar a guardia carcelario de civil que le había ofrecido llevar en su automóvil a él y a otro individuo.

La ejecución de Marion Wilson Jr., de 42 años, está pautada para el 20 de junio en la prisión estatal de Jackson, informó el fiscal general Chris Carr en un comunicado de prensa difundido el miércoles.

Wilson y Robert Earl Butts Jr. fueron sentenciados a muerte por el asesinato en marzo de 1996 de Donovan Corey Parks a la entrada de una tienda Walmart en Milledgeville, a unos 145 kilómetros (90 millas) al sudeste de Atlanta.

Los abogados de Butts afirmaron que Wilson mató a Parks, mientras que los abogados de Wilson insistían que fue al revés. Butts fue ejecutado en mayo de 2018.

Los abogados de Wilson han argumentado que sus derechos constitucionales fueron violados porque sus abogados no indagaron totalmente en su historial y no presentaron evidencias que habrían convencido al jurado de no sentenciarlo a muerte. Sin embargo, tribunales estatales y federales han rechazado esos argumentos.

Parks fue a Walmart a comprar comida para sus gatos el 28 de marzo de 1996, dejando el automóvil estacionado enfrente de la tienda, y testigos dijeron haber visto a Wilson y Butts detrás de él en la fila para pagar, según documentos judiciales. Testigos relataron que Butts le pidió a Parks que lo lleve en el auto y que Butts subió al vehículo.

Butts estaba en el asiento delantero de pasajeros y Wilson en el asiento trasero cuando salieron del estacionamiento. El cadáver de Parks fue hallado boca abajo en una calle residencial cercana poco después, según documentos.

La policía investigó los vehículos que quedaron en el estacionamiento y el de Butts fue uno de ellos. Wilson fue arrestado en base a lo declarado por los testigos, y los detectives hallaron en la casa de Wilson una escopeta con el mismo tipo de bala usada para matar a Parks, dice el sumario.