Los mercados griegos reaccionaron positivamente el lunes al llamado del primer ministro Alexi Tsipras de unas elecciones anticipadas tras la rotunda derrota de su partido izquierdista Syriza en las elecciones europeas y locales.

Los resultados oficiales con más de 80% de los votos contados mostraban que el partido conservador Nueva Democracia llevaba una ventaja de 9,4% sobre Syriza, con sólo 33% de votos, comparados con el casi 24% del partido gobernante.

Hablando el domingo luego de que los resultados preliminares mostraran una fuerte derrota para Syriza, Tsipras dijo que visitaría al presidente tras la segunda ronda de elecciones locales el 2 de junio para pedir la disolución del Parlamento y convocar a elecciones adelantadas. Las fechas más probables son el 30 de junio o 7 de julio, unos tres meses antes de que culmine el periodo de Tsipras en octubre.

“El resultado no cumplió con nuestras expectativas”, dijo Tsipras. “No lo ignoraré ni renunciaré”.

Los hechos pusieron fin a parte de la incertidumbre que prevalecía en el país previo a los comicios del domingo y los mercados reaccionaron con alivio. En las primeras operaciones del lunes, la bolsa de valores abría 5% por arriba y los bonos del gobierno se comerciaban muy por debajo con los rendimientos cayendo a 3,03% comparado con los 3,36% del viernes. Los altos rendimientos de los bonos indican desconfianza en la capacidad de un país para pagar su deuda.

Los resultados de las elecciones europeas, locales y regionales del domingo fueron un golpe a un partido que subió al mandato en 2015 con la promesa de rechazar las medidas de autoridad impuestas durante el rescate financiero de Grecia, pero terminó imponiendo más.

____

Theodora Tongas en Atenas contribuyó a este despacho.