Alemania tiene la responsabilidad de garantizar la seguridad de todos los judíos que usan kipás en cualquier parte del país sin tener que temer por un ataque terrorista, dijo el lunes el vocero de la canciller Angela Merkel.

Steffen Seibert hizo los comentarios después de que el comisionado antisemita del gobierno, Felix Klein, dijera el sábado según reportes: “No recomiendo a los judíos utilizar kipás todo el tiempo en cualquier parte de Alemania”. El comentario fue muy criticado por el presidente de Israel y otras personas.

“Es el trabajo del estado asegurar que cualquiera pueda moverse seguramente con un solideo en cualquier parte del país”, dijo el lunes Seibert.

Estadísticas del gobierno publicadas hace unas semanas mostraron que la cantidad de incidentes en contra de los judíos y extranjeros aumentaron el año pasado en Alemania, a pesar de un descenso general en los delitos con motivos políticos.