Los agricultores mexicanos de tomate han ofrecido mejores precios y controles de calidad para volver a tener acceso al mercado de Estados Unidos, informó el jueves la Secretaría de Economía de México.

La dependencia señaló que las negociaciones para resolver la disputa comercial van por buen camino. Los agricultores estadounidenses habían alegado que México estaba cobrando por debajo del precio justo.

Los agricultores mexicanos ofrecieron aumentar los precios base hasta en un 180% y aceptar la devolución de los tomates dañados, agregó la secretaría.

En marzo, Estados Unidos dijo que pondría fin a un acuerdo de suspensión vigente desde 2013 _ bajo el cual los productores mexicanos prometían vender a precio justo_ y que volvería a aplicar unos viejos aranceles del 17,5%.

México señaló que uno de los temas más delicados que quedan por resolver es la exigencia de Estados Unidos de que los agricultores mexicanos no ofrezcan pagar los costos de distribución relacionados con la entrega de fruta inaceptable.