El Senado aprobó el jueves con amplio apoyo bipartidista una iniciativa de asistencia por 19.000 millones de dólares para casos de desastre que estaba pendiente desde hace tiempo, pero sólo después de que se eliminaran 4.500 millones solicitados por el presidente Donald Trump para atender la llegada de migrantes a la frontera sur de Estados Unidos.

La medida contempla la entrega de fondos a los estados del sur afectados por huracanes el año pasado, los estados del centro norte que tuvieron inundaciones durante la primavera y las zonas rurales de California devastadas por incendios forestales, entre otras entidades. Puerto Rico también recibiría asistencia para su recuperación tras el paso de huracanes.

El Senado aprobó la propuesta por 85 votos a favor y ocho en contra. La Cámara de Representantes decretó receso por el feriado del Día de los Caídos, pero podría intentar aprobar el proyecto de ley el viernes con votación a viva voz, dijo la portavoz de Nancy Pelosi, la presidenta de la cámara baja.

Trump dijo que firmará la iniciativa aun cuando no incluye los recursos que pidió para la frontera.

“Yo no quería que se atrasara más esto”, declaró Trump. “La apoyo totalmente”.

Gran parte del dinero iría a zonas donde Trump goza de gran apoyo, como el noroeste de Florida, zonas rurales de Georgia y Carolina del Norte, así como Iowa y Nebraska. Varias instalaciones militares podrían recibir financiación para obras de reconstrucción, como el Campamento Lejeune en Carolina del Norte y la Base Offutt de la Fuerza Aérea en Nebraska.

Las iniciativas de asistencia para casos de desastre son invariablemente bipartidistas, aunque la actual estaba empantanada.

Después de semanas de pugna, los demócratas superaron a Trump y consiguieron más ayuda para Puerto Rico, que fue azotado por huracanes consecutivos en 2017. Trump ha tenido fuertes diferencias con las autoridades demócratas de la isla y la asistencia entregada es en realidad menor a la que afirma se ha concedido a Puerto Rico.

Trump inicialmente no quería que se otorgaran recursos a Puerto Rico antes de aceptar la asignación de 605 millones de dólares para el programa de vales de alimentos en la isla. Sin embargo, los demócratas afirman haber garantizado alrededor de 1.400 millones de dólares, incluidos recursos para que el gobierno de Puerto Rico, que tiene problemas de liquidez, cumpla con su parte para continuar con las labores reconstrucción.

Sin embargo, las conversaciones de esta semana sobre los recursos exigidos por Trump para la frontera fracasaron debido a las condiciones que los demócratas querían imponer al dinero para que fuera destinado a la atención y albergue de migrantes centroamericanos que buscan asilo.