La fabricante brasileña de cosméticos Natura anunció el miércoles su decisión de adquirir Avon Products en una operación accionaria valuada en 3.700 millones de dólares que creará el cuarto grupo de productos de belleza más grande del mundo.

Los accionistas de ambas empresas tendrán que aprobar el acuerdo. Natura dijo que de la operación surgirá una empresa matriz de la que 76% de sus acciones irán a los actuales accionistas de Natura y 24% a los de Avon. Natura tiene previsto completar el acuerdo a principios de 2020.

Natura, fundada en 1969 en la pequeña ciudad de Cajamar, en las afueras de Sao Paulo, dijo que la adquisición de la firma estadounidense encaja en su objetivo de construir una marca de alcance global. La compañía brasileña comenzó con un modelo de ventas puerta por puerta similar al de Avon y en fecha reciente compró tiendas minoristas como The Body Shop.

Natura dijo que ambas compañías combinadas tendrán un ingreso bruto superior a los 10.000 millones de dólares al año y emplearán a más de 40.000 personas en 100 países.

La operación podría reducir costos en entre 150 millones y 250 millones de dólares, dijo la compañía brasileña.

“Natura ha adoptado un paso decisivo para construir un grupo global, multimarca y multicanal”, dijo Roberto Marques, director general de la empresa brasileña. “Juntos mejoraremos nuestra capacidad de crecimiento digital, nuestra red social de representantes”.

El director general de Avon, Jan Zijderveld, señaló en el mismo comunicado que el acuerdo constituye un capítulo nuevo y emocionante en los 130 años de historia de la compañía.

“Tendremos acceso más amplio a la innovación y a una cartera de productos, así como a una plataforma digital y de comercio electrónico más fuertes”, agregó.

Las acciones de Natura subieron casi 10% a 61,50 reales brasileños (15,22 dólares) cada una en la bolsa de Sao Paulo debido a los rumore de la transacción. Las de Avon Products ganaron 9% y cerraron en 3,49 dólares cada una en la Bolsa de Valores de Nueva York.

___

Kaiser informó desde Río de Janeiro y Savarese desde Madrid.