Brad Pitt y Leonardo DiCaprio dijeron que forjaron un "vínculo cinemático" al hacer "Once Upon a Time a Time ... in Hollywood" de Quentin Tarantino, mientras que Tarantino se enojó el miércoles en el Festival de Cine de Cannes ante la insinuación de que el papel de Margot Robbie como Sharon Tate era demasiado chico.

"Once Upon a Time... in Hollywood" tuvo su ostentoso estreno el martes por la noche en Cannes, 25 años después de que Tarantino estrenara "Pulp Fiction" en la Riviera francesa y se alzara con la Palma de Oro. Su más reciente cinta sigue a un actor (DiCaprio) de westerns televisivos y su doble (Pitt) en Los Ángeles en los años 60, y transcurre con los asesinatos perpetrados por la “Familia Manson” como telón de fondo.

Es la primera vez que DiCaprio y Pitt actúan juntos en un largometraje, tras haber coprotagonizado un corto dirigido por Martin Scorsese en el 2015. Ambos sugirieron que no sería su última colaboración.

"Fue increíblemente fácil y cómodo trabajar junto a Brad. Crecimos en la misma generación, comenzamos alrededor de la misma época", dijo DiCaprio. "Juntos forjamos, espero, un gran vínculo cinemático sobre nuestra industria".

Pitt coincidió. "Es saber que tienes lo mejor de lo mejor al otro lado de la mesa sosteniendo la escena contigo", dijo. "Espero que podamos hacerlo de nuevo".

La anticipación y el glamour de "Once Upon a Time ... in Hollywood" trajo más frenesí a Cannes que ninguna otra película este año. El director artístico del festival, Thierry Fremaux, había buscado desesperadamente su inclusión. El filme se sumó al programa de manera tardía luego que Tarantino pudo terminar a tiempo el trabajo de posproducción.

Es mucho lo que está en juego para Sony Pictures, que le dio a Tarantino un presupuesto de 95 millones de dólares para que hiciera lo que DiCaprio llamó "su carta de amor a la industria". El miércoles, el presidente de Sony Pictures Tom Rothman se sentó en primera fila mientras Tarantino y su elenco conversaban con la prensa.

Tarantino se convirtió en un jugador independiente en Hollywood tras la caída de su productor habitual, Harvey Weinstein. El director reconoció en el pasado que supo por años sobre algunas acusaciones de abuso sexual contra Weinstein, al decir: "Sabía lo suficiente como para hacer más de lo que hice".

Tarantino no mencionó el miércoles a Weinstein ni a la controversia del año pasado en relación con Uma Thurman. La actriz dijo que una escena peligrosa en "Kill Bill" la dejó con lesiones permanentes en el cuello y las rodillas. Tarantino luego se disculpó y calificó el accidente como "el peor remordimiento de mi vida".

Sí le preguntaron, sin embargo, sobre sus sentimientos hacia el director Roman Polanski, quien era el esposo de Tate cuando ésta fue asesinada por los seguidores de Charles Manson. Interpretado por Rafal Zawierucha, Polanski aparece poco en "Once Upon a Time ... in Hollywood". Tarantino previamente defendió a Polanski por haber tenido relaciones sexuales con una niña de 13 años al decirle a Howard Stern en el 2003 que ella "quiso tenerlas".

El miércoles, Tarantino se limitó a decir que era un gran admirador de "Rosemary's Baby" (“El bebé de Rosemary”) de Polanski y que no consultó a Polanski sobre su nuevo filme.

El momento más tenso para Tarantino se produjo cuando un reportero del New York Times preguntó por qué una actriz tan talentosa como Robbie tenía relativamente pocos diálogos en la película. La Tate de Robbie es en gran medida una narrativa complementaria en la cinta, que se enfoca en sus vecinos ficticios (DiCaprio y Pitt).

"Simplemente rechazo tu hipótesis", respondió Tarantino secamente. Robbie, en tanto, defendió su papel como "un rayo de luz" y dijo que Tarantino se refirió al personaje como "el corazón de la historia".

"Los momentos que tuve me dieron la oportunidad de honrar a Sharon", dijo la actriz. "Siento que tuve mucho tiempo para explorar el personaje aun sin diálogo, específicamente".

Cuando otro reportero le preguntó a Tarantino si alguna vez dudó en llevar una tragedia de la vida real al cine, el director simplemente respondió: "Mmm, no".

"Once Upon a Time ... in Hollywood", que se estrena en Estados Unidos el 26 de julio, ha sido recibida con reseñas ampliamente positivas en Cannes, donde críticos la llamaron una oda nostálgica al Hollywood de ayer.

A una pregunta sobre si hubiera preferido hacer películas en 1969 en lugar de ahora, Tarantino dijo: "Prefiero cualquier época antes de los teléfonos celulares".

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP .