Naciones Unidas redujo sus previsiones de crecimiento económico mundial para 2019 y 2020 como resultado de las tensiones comerciales, la incertidumbre de las políticas económicas y una reducción en la confianza empresarial, informó el organismo el martes.

En su reporte semestral sobre las perspectivas económicas, la ONU dijo que después de un crecimiento del 3% en 2018, se prevé que la economía mundial aumente un 2,7% en 2019 y 2,9% en 2020. En sus previsiones de enero, funcionarios del organismo habían proyectado un crecimiento del 3% para ambos años.

Las perspectivas de crecimiento en todos los países desarrollados y en la mayoría de las regiones en desarrollo se han debilitado debido a factores locales y externos, señaló el nuevo reporte.

“Se necesitan políticas de respuesta más detalladas y bien orientadas para hacer frente a la actual desaceleración del crecimiento”, comentó Elliot Harris, principal economista de la ONU.