El Parlamento serbio aprobó el martes la pena de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional para los crímenes más graves, a pesar de las críticas de la comisionada de derechos humanos de la Unión Europea.

Los cambios al código penal fueron aprobados por 159 de los 250 legisladores. Los representantes de varios partidos opositores boicotearon la votación.

La pena está prevista para crímenes tales como el asesinato o la violación de un menor de edad o una embarazada. Se originó en un petitorio lanzado por el padre de una adolescente que fue violada y asesinada en 2014.

La comisaria de derechos humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic, advirtió que la ley viola la Convención Europea sobre Derechos Humanos porque no contempla la posibilidad de libertad condicional o revisión de la sentencia.