El líder de la bancada mayoritaria del Senado presentó el lunes una propuesta para subir la edad mínima para comprar cigarrillos de 18 a 21 años.

La iniciativa propuesta por el senador republicano Mitch McConnell no solo cubriría productos a base de tabaco, sino también a cigarrillos electrónicos y vapeadores.

McConnell representa a Kentucky, que durante mucho tiempo fue uno de los principales productores de tabaco del país. Pero la producción de tabaco cayó en el estado en el último año.

Kentucky ha tenido uno de los índices de cáncer más altos del país. McConnell dijo que el uso de cigarrillos electrónicos y vapeadores se ha tornado "una completamente nueva epidemia" en su estado, y cada vez más adolescentes usan estos productos.

McConnell dijo que el vapeo es una "crisis de salud pública". Agregó que los padres y funcionarios públicos tienen la responsabilidad de mantener estos productos "fuera de las secundarias y de la cultura juvenil".