El presidente austriaco propuso el domingo realizar elecciones anticipadas en septiembre tras un reciente escándalo, y advirtió que entretanto el gobierno debe seguir participando en las decisiones de la Unión Europea.

El presidente Alexander Van der Bellen habló tras reunirse con el canciller Sebastian Kurz.

Kurz pidió una nueva elección luego que su vicecanciller Heinz-Christian Strache renunció el sábado. Strache se disculpó por las declaraciones que fueron grabadas en un video obtenido subrepticiamente, donde aparentemente ofrece licitaciones de construcción a un presunto inversionista ruso durante una reunión de tragos en Ibiza. El video del 2017 fue publicado por dos medios noticiosos alemanes.

Tras el escándalo, Kurz decidió desmontar la coalición entre su Partido del Pueblo, de centro-derecha, y el Partido de la Libertad, antiinmigración, diciendo que estaba cansado de los errores de su socio de coalición, incluyendo un poema publicado en un boletín del partido que compara a los migrantes con ratas.

Van der Bellen dijo que antes de los nuevos comicios, era crucial que el gobierno siga "siendo capaz de tomar medidas y ser un socio confiable en la Unión Europea" dado que tras las elecciones del Parlamento Europeo, los países miembros de la UE estarán discutiendo decisiones cruciales.