Un hombre de Colorado que sobrevivió el tiroteo de 1999 en una escuela de Columbine y después se convirtió en activista contra las adicciones ha muerto. Tenía 37 años.

Robert Ryg, forense del condado Routt, indicó el sábado que Austin Eubanks murió durante la noche en su casa en Steamboat Springs.

No había indicios de que se tratara de un acto criminal. Las autoridades tienen planeado realizar la autopsia el lunes para determinar la causa de muerte.

Eubanks fue baleado en una mano y una rodilla en el ataque de Columbine, donde murieron otros 12 alumnos, entre ellos el mejor amigo de Eubanks, y un maestro

Después de tomar analgésicos recetados por médicos mientras se recuperaba de sus lesiones, cayó en una adicción a las drogas. Luego trabajó en un centro de tratamiento contra las adicciones y viajó por todo Estados Unidos para compartir su historia.

La familia de Eubanks informó en un comunicado que “perdía la batalla contra la misma enfermedad contra la que tanto luchó para ayudar a que otros la enfrentaran”, reportó la televisora KMGH-TV.