La actriz porno Stormy Daniels accedió a retirar una demanda en la que acusaba a su exabogado de coludirse con Michael Cohen, exabogado del presidente Donald Trump, para hacer que ella negara haber tenido un amorío con el mandatario.

En un aviso a la corte el jueves se indicaba que Daniels _cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford_ llegó a un acuerdo en principio con Cohen para suspender los alegatos y a un trato final con su exabogado, Keith Davidson.

Éste dijo que el acuerdo es uno en el que ambas partes deciden retirarse y no se desembolsa dinero.

En la demanda se le acusaba de ser un “títere” de Trump y de trabajar secretamente con Cohen para hacer que Daniels se presentara en Fox News y negara falsamente haber sostenido relaciones sexuales con el magnate antes de que fuera presidente. La entrevista nunca se llevó a cabo.

“La demanda fue un engaño desde el primer día; francamente nunca debería haber sido presentada”, afirmó Davidson el viernes.

Los mensajes que se les dejaron a los abogados que representan a Daniels y a Cohen no fueron devueltos de inmediato.

La demanda fue una secuela de la demanda de Daniels contra Trump, en la que ella pretendía desbaratar un acuerdo por el que recibió dinero para que guardara silencio en torno a su presunto amorío en 2006.

El presidente ha negado haber sostenido relaciones sexuales con ella, pero Cohen reconoció ante un tribunal federal que él coordinó el pago para que Daniels no hablara y con ello Trump no resultara perjudicado en su campaña presidencial. Cohen se declaró culpable de violar las normas que regulan las campañas.