El Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso el viernes sanciones contra el exgobernador del estado mexicano de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, y contra un juez también mexicano, por tener presuntos vínculos con cárteles.

Según la dependencia, Sandoval participó en actos de corrupción tales como la “malversación de activos estatales” y recibir sobornos de bandas delictivas, incluido el Cártel Jalisco Nueva Generación.

En un comunicado, el Departamento del Tesoro indicó que el magistrado Isidro Avelar Gutiérrez aceptó dinero del CJNG y de otro grupo conocido como Los Cuinis a cambio de fallos que los favorecieran.

El Tesoro también designó a numerosos negocios e individuos vinculados al tráfico de drogas, al magistrado o a Sandoval, incluyendo la esposa del exgobernador, así como su hija y su hijo, ambos adultos.

The Associated Press solicitó comentario al abogado de Sandoval, pero no recibió respuesta. En un comunicado que publicó en Twitter, el exgobernador prometió cooperar con las autoridades, expresó su certidumbre de que el asunto se aclarará y dijo que había gobernado con apego a la ley.

“Lamento mucho el desafortunado momento por el que atravesamos como familia, pero mi fe en Dios y la paciencia de superar obstáculos con firmeza, reafirman la seguridad de lo que soy, de lo que hice y de lo que no hice”, y añadió que no hará más declaraciones por recomendación de sus abogados.

Sandoval gobernó Nayarit de 2011 a 2017 y fue alcalde de su capital, Tepic, de 2008 a 2011. Este pequeño estado en la costa del Pacífico tiene frontera con Jalisco, bastión del CJNG, uno de los cárteles más poderosos y audaces en México.

En febrero de 2018, legisladores de Nayarit abrieron un juicio político contra el exgobernador por acusaciones que incluyen malversación de recursos públicos y enriquecimiento ilícito. En un comunicado publicado días después en el que prometió demostrar que obtuvo sus activos legalmente, Sandoval tuiteó que "con fe y paciencia el tiempo lo aclara todo”.

En septiembre pasado, el Congreso estatal aprobó una medida que le prohíbe al exgobernador ejercer un cargo público en Nayarit durante casi 13 años.

El Tesoro sancionó a Sandoval de acuerdo con la ley Magnitsky, que se enfoca en el combate a la corrupción, y el juez fue mencionado con base en la ley Kingpin, aplicada en la lucha contra el narcotráfico.

Con las designaciones se prohíben las transacciones estadounidenses que involucran los intereses de propiedad de todos los mencionados.

“Estos y otros funcionarios corruptos enfrentarán consecuencias graves, incluyendo el ser cortados del sistema financiero de Estados Unidos”, dijo Sigal Mandelker, subsecretario del Tesoro para terrorismo e inteligencia financiera, en el comunicado.

En marzo de 2017, el entonces procurador general para Nayarit, proveniente del Partido Revolucionario Institucional, fue arrestado en Estados Unidos por sospechas de asociación delictuosa para traficar cocaína, heroína y metanfetaminas entre enero de 2013 y el mes previo a su detención. Se dice que el funcionario estaba vinculado al cártel de los hermanos Beltrán Leyva.