Una adolescente concluye su ayuno en favor de los niños inmigrantes en Los Ángeles

  • Kenia Castillo, de 14 años, estuvo cinco días en ayuno.
  • Trabaja como voluntaria con el alcalde Eric Garcetti.
  • Participó en la protesta junto a otros siete jóvenes.

Kenia Castillo, la adolescente de 14 años que participa en marchas y protestas desde los tres años, concluyó el viernes su último desafío como activista: un ayuno de cinco días en apoyo a los menores que están llegando solos a la frontera.

De complexión delgada, piel morena y sonrisa de lado, la hija de inmigrantes mexicanos dijo que se sentía bien en su último día de ayuno con sólo agua que realizó junto a otros siete jóvenes para pedir que no deporten a los niños que llegan solos a Estados Unidos.

El ayuno cambió mi punto de vista "El ayuno cambió mi puntos de vista. Me di cuenta de que yo tengo muchas cosas que otros chicos no tienen", dijo Castillo, hija de padre costurero y madre que limpia edificios.

Su apego a las causas sociales deriva de su cercanía de toda la vida con el Sindicato Internacional de Empleados de Servicio, al que está afiliada su mamá María Estrada.

"Voy a marchas del sindicato porque me gusta y porque soy una persona muy entusiasta. Mi mamá limpia edificios y ella siempre me ha apoyado en todo", dijo la jovencita dentro de la tienda de campaña donde el grupo de jóvenes permaneció durante el día.

"Es realmente divertido. Me gusta experimentar nuevas cosas. Es como una película", dijo la adolescente sobre la actividad en la que participó y durante la cual recibieron la visita de prominentes activistas como Eliseo Medina y artistas como las bandas Quetzal y Las Cafeteras.

Juramentó a Garcetti

Su carrera profesional tendrá que esperar unos años. Al concluir el ayuno la joven volverá de voluntaria a la oficina del alcalde Eric Garcetti, a quien conoció a los tres años cuando ella y su madre participaban en una marcha y a quien juramentó en 2013 como edil de Los Ángeles

El encuentro quedó plasmado en una foto que muestra a Garcetti, entonces concejal de Los Ángeles, cargándola en los brazos. Garcetti usó la foto años después cuando se postuló como alcalde y tuvo a Castillo como voluntaria de su campaña.

Ella representa lo mejor de la ciudad El pináculo de la relación entre ambos fue en junio del año pasado cuando Castillo lo juramentó como titular de la alcaldía en las escalinatas del ayuntamiento donde el alcalde saliente, Antonio Villaraigosa, grabó emocionado el final de la ceremonia en su celular.

"A través de los años he visto crecer a Kenia y ser voluntaria en mi oficina y retribuir a la comunidad de varias formas. Cuando me tocó juramentar, quise que fuera ante alguien que representara a la gente por la que trabajo y Kenia era la opción perfecta. Ella representa lo mejor de la ciudad", dijo en un mensaje electrónico Garcetti, quien hace poco fue invitado de honor en la graduación de octavo grado de Castillo.

Su extensa y predominante participación en actividades sindicales y políticas la hacen una de las activistas más jóvenes y prometedoras del país, dijo David Huerta, presidente de la sucursal United Service Workers West del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio.

"Ella no sólo es una activista sino una futura líder", dijo el dirigente sindical. "Ella es una persona común en el sentido de que es un niño más que ha crecido con el sindicato porque sus padres los traen. Pero es inusual porque ha ido más allá... y está dando pasos audaces por su cuenta para tratar de contribuir a la creación de un mundo mejor", añadió.