Colombia: ofrecen un millón de dólares por ex líder de FARC

El ministro de Defensa colombiano ofreció el lunes una recompensa de un millón de dólares por la captura o información de uno de los líderes de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de...

El ministro de Defensa colombiano ofreció el lunes una recompensa de un millón de dólares por la captura o información de uno de los líderes de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

El ministro Guillermo Botero dijo a la cadena local Caracol que “tres mil millones de pesos (un millón de dólares) estamos ofreciendo... esperamos la colaboración de la ciudadanía” y señaló que según informes de inteligencia el guerrillero Hernán Velásquez, alias “El Paisa”, se encuentra en algún lugar del país.

“Es que aun en la eventualidad de uno saber dónde se encuentra la persona, capturarlo no es un asunto fácil, es un asunto complejo”, añadió.

Botero admitió que existe la posibilidad de que Velásquez haya estado en Venezuela. “Él es una persona que en algunos momentos ha podido, nunca tuvimos la prueba, estar en el exterior ya que estaba muy cerca de la frontera. Esta posibilidad como tal existió”.

El viernes, el Tribunal Especial para la Paz ordenó la detención de Velásquez, quien durante muchos años fue uno de los comandantes más temidos de las FARC, por no contribuir a los esfuerzos de reconciliación estipulados en el acuerdo de paz firmado en 2016.

Luego de la firma del acuerdo entre delegados del expresidente Juan Manuel Santos (2010-2018) y el grupo guerrillero -ahora devenido en un partido político- “El Paisa” estuvo en una zona de reintegración social, pero hace unos ocho meses salió del lugar y desconoce su paradero.

Tampoco se ha presentado a dos citaciones de la Justicia Espacial para la Paz para brindar testimonio sobre sus crímenes de guerra.

El presidente Iván Duque ordenó a las fuerzas de seguridad “avanzar en la captura de alias ‘El Paisa’ porque ese criminal debe responder a la justicia”.

El mandatario enfatizó que “los colombianos queremos genuina verdad, genuina justicia, genuina reparación y genuina no repetición”.