Fallece Richard Lugar, ex senador experto en temas nucleares

Richard Lugar, quien fue senador republicano conocido por ayudar en los acuerdos con las antiguas repúblicas soviéticas para deshacerse de sus armas nucleares, pero cuya reputación de trabajar con...

Richard Lugar, quien fue senador republicano conocido por ayudar en los acuerdos con las antiguas repúblicas soviéticas para deshacerse de sus armas nucleares, pero cuya reputación de trabajar con los demócratas le costó su última campaña, falleció, informaron allegados el domingo. Tenía 87 años.

Lugar falleció en el Centro de Cuidados Cardíacos y Vasculares Inova Fairfax Heart, en Virginia, debido a una enfermedad neurológica, informó el Centro Lugar en Washington, en un comunicado.

Añadió que su esposa, sus cuatro hijos y sus familias lo acompañaron “en el centro médico a lo largo de su breve enfermedad”.

Lugar dominó la política de Indiana durante sus 36 años en el Senado federal. Esa popularidad le dio la libertad de concentrarse en gran medida en asuntos de política exterior y seguridad nacional, un enfoque destacado por su colaboración con el senador demócrata Sam Nunn en un programa bajo el cual Estados Unidos pagó para desmantelar y asegurar miles de ojivas nucleares y misiles en antiguos estados soviéticos después de que la Guerra Fría terminó.

"Cada arsenal representa una oportunidad de robo para los terroristas y una tentación para el personal de seguridad que quiera lucrar vendiendo armas en el mercado negro", dijo Lugar en 2005. "No queremos que la pregunta se plantee el día después de un ataque a una base militar estadounidense”.

Sirvió durante décadas en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, dos veces como presidente, donde ayudó a dirigir los pactos de reducción de armas para las administraciones presidenciales de George H.W. Bush, Bill Clinton y Barack Obama, apoyó una expansión de la OTAN y favoreció la ayuda a los Contras, la insurgencia en Nicaragua.

Lugar intentó traducir su experiencia en política exterior a una candidatura presidencial de 1996, donde su eslogan era "seguridad nuclear y sanidad fiscal". Pero su campaña para la nominación del Partido Republicano fue mal desde el principio. Su mitin de arranque comenzó apenas unas horas después del atentado de 1995 contra el edificio federal de la ciudad de Oklahoma, y le costó trabajo obtener reconocimiento y apoyo.

"No es, ni intenta ser, un camarada a la antigua”, dijo Rex Early, un ex presidente estatal republicano que trabajó en muchas de las campañas de Lugar, durante la carrera presidencial. “No es afín a las palmadas en la espalda, no cuenta chistes divertidos ni toma cerveza con los amigos”.

Lugar trató de responder a las preguntas sobre su comportamiento, afirmando que la presidencia es "un asunto serio. La presidencia no es entretenimiento". Pero le molestaban las críticas que decían que era demasiado recto, inteligente y aburrido.