Las autoridades de Corea del Norte insistieron en que Estados Unidos aceptara pagar dos millones de dólares por gastos médicos en 2017 antes de dejar en libertad al universitario estadounidense Otto Warmbier mientras éste se encontraba en coma, de acuerdo con un artículo.

El diario The Washington Post publicó que un enviado estadounidense encargado de llevar de regreso al universitario de 21 años firmó un acuerdo de pago de dos millones de dólares siguiendo instrucciones del presidente Donald Trump

El periódico indicó que Estados Unidos no había hecho el pago al menos durante 2017 y que se desconoce si lo hizo después.

Una portavoz de la Casa Blanca se rehusó a comentar al respecto a The Associated Press el jueves, argumentando que el gobierno no discute negociaciones sobre rehenes.

Warmbier fue hallado culpable de tratar de robar un cartel con propaganda. El estudiante murió poco después de ser trasladado a Estados Unidos en junio de 2017.